Métricas de Negocio claves para el éxito de tu empresa [Ejemplos]

Hace ya años, estaba en un congreso de marketing online en Alicante, en el que escuché una frase que se quedó conmigo:

“Lo que no se puede medir, no se puede mejorar”.

Esto lo había dicho Gema Muñoz Vera (aka Sorprendida), una analista de marketing de mucho nivel, y CEO de El Arte de Medir.

Y es que es algo que me toca aplicar día a día en mi empresa– medir las métricas de negocio más importantes y sacar información accionable.

En este post voy a hablarte justamente de esto.

Cuáles son las métricas de una empresa claves para medir su rendimiento, y lo haré en base a mi propia experiencia con mi proyecto y los clientes.

 

 

ESPECIALÍZATE EN MARKETING DIGITAL

ACCEDE GRATIS A 4 CLASES DEL MÁSTER DE MARKETING DIGITAL

16 horas de formación

 

Métricas clave para el éxito de tu negocio

Seguramente en tu empresa tengas muchas cosas por hacer.

Todo el tiempo.

Hasta el negocio más humilde tiene muchos departamentos diferentes, y hay que estar al día en todo. Desde mantener la facturación, hasta supervisar los trabajos y asegurar la satisfacción de tus clientes.

Eso sin mencionar las ventas.

Hacer un seguimiento de tus métricas más importantes es una forma de quitarte trabajo.

Con ellas, puedes echar un vistazo rápido al estado general de la empresa.

“¿Hay algo que requiera mi atención?

¿Estoy cobrando todas mis facturas?”

Vamos a ver las métricas de negocios que considero más importantes, divididas por bloques:

 

Métricas de ventas

Si tuviera que quedarme con un conjunto de métricas, entonces elegiría sin duda las métricas de mis ventas.

Al fin y al cabo, vender es la base de todo negocio que funciona. Si no puedes conseguir clientes nuevos, no puedes mantenerte a flote.

No basta con tener una estrategia que funciona, también es necesario saber por qué funciona. Para un negocio, medir las ventas es algo esencial si quieres crecer.

Déjame contarte un secreto: las grandes empresas lo miden casi todo. No solamente el número de ventas y la tasa de conversión de cada mes. También se miden cosas menos aparentes, como el tiempo para cerrar una venta, la consecución de objetivos, y muchos más datos.

 

Ejemplos de métricas de negocios para conseguir ventas

El principal objetivo de hacer seguimiento de estas métricas no es otro que vender más.

Lo que no es tan sencillo es hacer uso de tus datos e indicadores para sacar conclusiones claras. Por eso, aquí tienes una lista de las métricas más importantes a en tu empresa.

#1: Volumen de leads

Empezando por lo simple, el volumen de leads es la cantidad de negocios potenciales que atiendes cada mes.

Es decir, todas las ofertas que te llegan y que podrían convertirse en un proyecto. Los leads también se conocen como prospectos y clientes potenciales.

➡️ Número de leads: la cantidad de prospectos/leads entrantes (15 leads/mes)

➡️ Origen del lead: De dónde proviene el lead (web, llamada, referido, etc)…

➡️ Línea de negocio: Organízalos según producto solicitado (diseño web, consultoría…)

 

#2: Volumen de ventas

A diferencia de un prospecto, una venta es negocio cerrado.

Como es lógico, te interesa mucho saber cuánto estás vendiendo cada mes.

Se supone que cuanto más negocio tengas, mejor irá tu empresa (a menos claro, que tengas un aumento de los costes como veremos más adelante).

➡️ Número de ventas cerradas: la cantidad de negocio cerrado (6 ventas/mes)

➡️ Volumen de negocio generado: la suma de los presupuestos (15000€/mes)

➡️ Tiempo hasta la venta: el tiempo promedio que has tardado en ganar las ventas

 

#3: Tasa de conversión

La tasa de conversión es un porcentaje calculado entre las dos métricas de venta anteriores.

Medir la tasa de conversión te sirve sobre todo para ver tu efectividad para cerrar negocio.

Si te llegan los mismos leads cada mes, pero duplicas tu tasa de conversión, entonces tendrás el doble de negocio con el mismo esfuerzo.

➡️ Tasa de conversión: divide las ventas entre los leads (2% CTR)

 

#4: Objetivos comerciales

Para medir esta métrica es necesario que te plantees poner unos objetivos de venta con unos plazos determinados.

La gracia de tener objetivos comerciales va por dos lados:

👉 Por una parte, estás trabajando hacia un objetivo de negocio concreto. Esto te ayudará a conseguir más resultados, porque genera unas expectativas en lugar de ir por libre.

👉 Por otro lado, recuerda que estamos hablando de métricas. Tener un seguimiento de los objetivos comerciales e ir midiendo tu efectividad es la única forma de mejorar.

➡️ Objetivo marcado: cuánto negocio se espera que generes (10 ventas/mes)

➡️ Progreso de objetivos: cuánto llevas cumplido de tus objetivos propuestos (56%)

Todo esto puede parecer un poco complicado. Y es que lo es. Pero no te preocupes, más adelante veremos algunas formas de medir fácilmente todas estas métricas y darles forma.

 

metricas de negocio ventas

Métricas de negocio a nivel de marketing

Muchas veces, la gente confunde las ventas con el marketing.

Se parecen, pero no son lo mismo.

El marketing es traer a la gente a tu puerta, mientras que las ventas procuran conseguir que entren en tu casa.

En otras palabras, el marketing es tu visibilidad de negocio y las ventas son tu tasa de conversión.

Algo que la gente descuida mucho es la consistencia con el marketing. Dime si te ha pasado esto alguna vez:

✅ Haces muchas acciones de marketing y generas visibilidad.

✅ Te llega trabajo, y acabas saturado porque no puedes con todo.

✅ Dejas de hacer marketing, y cuando terminas los trabajos llega la sequía.

✅ Estás una temporada sin trabajo suficiente, así que vuelta a empezar.

 

metricas de negocio marketing

Si esto te ha ocurrido, no estás solo.

Esta montaña rusa de picos altos y valles muy bajos es algo que le pasa a muchos profesionales. Sobre todo a los que no tienen suficientes recursos para contar con un equipo de especialistas.

Cuando tienes que hacerlo todo tú solo, realizar tareas de promoción y visibilidad de forma consistente es difícil.

Todo esto es importante porque hacer un seguimiento de tus métricas de marketing te ayuda a aplanar la curva; mantener a raya las épocas de sequía, y evitar saturarte durante los picos de trabajo.

 

ESPECIALÍZATE EN MARKETING DIGITAL

ACCEDE GRATIS A 4 CLASES DEL MÁSTER DE MARKETING DIGITAL

16 horas de formación

 

Canales de marketing

Cuando hablamos de los canales de marketing, me refiero a todas las plataformas diferentes en las que puedes ser visto.

Para que te hagas una idea, aquí tienes una serie de canales de marketing que podrías utilizar:

Canales online:

🔷 Posicionamiento orgánico

🔷 Publicidad PPC

🔷 Blogging

🔷 Redes sociales

🔷 Email marketing

🔷 Video marketing

🔷 Marketing de afiliación

🔷 Post venta y reselling

🔷 SMS marketing

🔷 Webinars

Canales offline:

🔷 Cartelería

🔷 Tarjetas de visita

🔷 Buzoneo

🔷 Llamadas

🔷 Televisión

🔷 Radio

🔷 Visitas comerciales

🔷 Referidos

🔷 Eventos y ferias

🔷 Patrocinios

🔷 Colaboraciones

🔷 Correo postal

🔷 Anuncios en papel

🔷 Charlas

🔷 Merchandising

🔷 Regalos y muestras

Una lista larga, ¿verdad?

Mi punto es que hay muchas formas de promocionar tu empresa. Muchas.

Y no estoy diciendo que tengas que hacerlo todo… De hecho, lo mejor es ir probando poco a poco y quedarte con lo que funciona, intentando hacer las 3 o 4 cosas que mejor se te dan.

Lo que sí es importante es hacer un seguimiento exhaustivo de tus canales de marketing. Recuerda, lo que no se mide no se mejora. Y aunque parezca que la publicidad offline es cosa del pasado, todavía funciona. Y sí, se puede medir aunque no con el mismo nivel de escrutinio.

 

canales de marketing

Por ejemplo, muchos comercios buscan conseguir clientes locales que vivan cerca.

Otros, prefieren hacerlo todo online y globalizarse.

Tú eliges.

Y no estoy diciendo que tengas que hacerlo todo; de hecho, lo mejor es ir probando poco a poco y quedarte con lo que te funciona.

Lo que sí es importante es hacer un seguimiento de tus canales de marketing.

 

Métricas de marketing clave

Se podría decir que tanto el marketing como las ventas son parte de tu embudo de conversión.

Primero la gente te encuentra, y después decide contratarte o no.

Las métricas de marketing que deberías rastrear en tu negocio son parecidas, pero con algunas diferencias sutiles.

Como distinguir entre un Volkswagen Polo y un Golf.

 

 

Sí, a mi también me cuesta diferenciarlos 🙂

Lo que debes tener en cuenta es que el marketing consiste en tener visibilidad. Se trata de hacer que la gente adecuada conozca tu negocio.

Podría hacerte una lista de métricas similar a las ventas: leads, conversiones, objetivos… Pero en lugar de eso vamos a centrarnos en algunos aspectos propios del marketing: la segmentación y cualificación de públicos.

 

#1: Impacto

Lógicamente, la base de toda campaña de marketing es medir su impacto.

Cuando hablamos de impacto, nos referimos a toda la gente a la que hemos alcanzado con nuestra campaña, ya sea online u offline. De hecho, el tráfico web o el alcance social son diferentes formas de impacto.

El objetivo de medir el impacto de tus campañas de marketing es saber qué tanto funcionan. Por lo menos, a la hora de llegar a tu público objetivo. La efectividad total de la campaña la podrás medir con otras métricas que veremos más adelante.

➡️ Alcance: la cantidad de gente a la que llegas (1000 visualizaciones/día)

➡️ Tasa de rebote: la gente que ve tu anuncio pero se marcha (40%)

➡️ Tiempo de interacción: la cantidad de tiempo que invierten en tu campaña

 

#2: Datos Demográficos

La información demográfica te dice la clase de personas que acuden a tu negocio.

Puedes segmentarlos por muchos factores diferentes: edad, género, nivel de ingresos, profesión…

Dependiendo de tu negocio, la segmentación demográfica puede ser más o menos importante.

👉 Por ejemplo, en un negocio local es muy importante buscar gente cercana, que pueda acudir a tu establecimiento. O en el caso de una tienda de ropa, lo lógico es buscar clientes por género masculino o femenino.

Mi recomendación es no profundizar demasiado en este tipo de métrica salvo que tu negocio lo requiera:

➡️ Edad: un rango de edad, que puede definir el nivel de experiencia (20-35 años)

➡️ Género: masculino o femenino

➡️ Profesión: el sector o el tipo de trabajo que desempeña (freelance o particular)

➡️ Región: la zona en la que se encuentra (región de Madrid)

 

#3: Engagement

Ah, el engagement. La palabra mágica. Me he visto obligado a utilizar este término como título porque no tenía otra forma de definir la interacción con tus usuarios y los intereses de tu audiencia.

La idea de las métricas de interacción es que puedas rastrear lo que tu público objetivo está buscando, lo que le interesa y la clase de contenido que les llamará la atención. Sabiendo eso, entonces podrás hacer campañas de marketing que tengan mayor efectividad.

Aquí también entra en juego la tasa de conversión. Pero a diferencia de las ventas, una conversión en marketing significa que un usuario se ha convertido en un prospecto. A partir de ahí, tu proceso de ventas toma al relevo para finalmente convertirlo en un cliente.

En otras palabras: el objetivo final del engagement no es otro que medir el rendimiento de tu campaña.

➡️ Conversiones: la cantidad devisitantes que se convierten en prospectos.

➡️ Tasa de conversión: el porcentaje de conversiones en base a los impactos.

➡️ Intereses: los diferentes intereses de tu público, marcados por tu empresa

 

Métricas de producción

Ahora vamos con algo más allá de las ventas y el marketing: tu producción.

Por producción, me refiero a todo aquello que implica realizar trabajos o proyectos a clientes. Es decir, crear el producto y dárselo al cliente final.

Aquí normalmente hay dos tipos de empresas:

✅ Productos: Implica que estás vendiendo un producto tangible. Esto puede ser elaborado por ti o adquirido de un proveedor.

✅ Servicios: Significa dedicar tiempo a ofrecer un servicio– tu moneda de cambio son las horas dedicadas al cliente final.

Lo importante que debe saber de las métricas de producción es tu eficiencia.

 

Ejemplos de métricas de negocio a nivel de producción

Dicho esto, no importa si eres una empresa de productos o de servicios. Aunque seas una empresa de diseño web o marketing, hay que entender que tu producción es el ritmo de trabajo que llevas.

#1: Rendimiento de producción

Lo primero es el rendimiento de tu producción. En otras palabras, la cantidad de proyectos que puedes servir en un tiempo determinado.

Llevar control de estas métricas te permite saber algo crucial: si estás saturado o si es posible coger más proyectos

➡️ Capacidad de producción: la cantidad de horas/productos que puedes atender

➡️ Uso de la capacidad: Tu nivel de capacidad (86% de horas)

 

#2: Inactividad

Otro detalle importante de tu producción es el tiempo inactivo– los momentos en los que no queda nada por hacer o que estás esperando a que el cliente responda.

Meterla en actividad es muy importante porque así puedes saber si estás desaprovechando tu capacidad. Imagínate que estás hasta arriba de proyectos, pero luego tienes que esperar un tiempo largo para poder continuar.

Esto también te sirve algo muy, muy importante: tomarte un respiro.

Por ejemplo, en Vendomia sabemos que Agosto es un mes extremadamente tranquilo. Así que aprovechamos para tomárnoslo con calma e irnos de vacaciones.

➡️ Tiempo de inactividad: la cantidad de horas en las que no se produce (4 horas/mes)

➡️ Estacionalidad: los días del año donde hay picos de inactividad (Julio, Agosto)

 

#3: Inventario

Por último, está el inventario. Esto te interesa principalmente si vendes productos tangibles, y los compras de un proveedor.

El inventario es una cosa delicada.

Si tienes demasiados productos, corres el riesgo de que no se vendan o que te gastes el dinero sin necesidad. Pero también puede que no tengas suficiente inventario y al final pierdas ventas.

Aquí, la estacionalidad también es importante. Una tienda física tiene que prestar mucha atención a épocas como el Black Friday, y prepararse de antemano.

➡️ Rotación del inventario: Cada cuánto hace falta realizar compras

➡️ Demanda de producto: cantidad de ventas de cada producto concreto

 

metricas de negocio producción

Métricas de negocio a nivel financiero

He dejado la parte financiera para lo último porque es lo que menos nos gusta a todos. Pero como es una parte esencial de tu empresa, no la puedes pasar por alto.

La parte financiera involucra las facturas, los gastos y la contabilidad. Vamos, lo más divertido. Aquí el objetivo es mantener el negocio a flote– asegurarte de que todas tus facturas han sido cobradas a tiempo, y que estás haciendo lo mismo con los gastos.

El cobro de facturas y servicios es un problema bastante común en empresas pequeñas.

👉 A veces, el cliente se retrasa…

👉 En otras ocasiones se te olvida mandar la factura…

Estos problemas pueden parecer pequeños, pero si eres autónomo o tienes un negocio de bajo volumen, los impagos pueden doler.

Pero por suerte, las métricas financieras te ayudan a controlar todo esto.

 

Las métricas financieras más importantes

La idea es simplificar– en lugar de tener que llevar un control exhaustivo, haces uso de unos pocos números que te digan la salud fiscal de tu empresa.

Seamos sinceros: estas métricas no van a hacer que te puedas olvidar de los impagos. Pero sí que te permitirán dedicar menos tiempo a la facturación para poder centrarte en vender, y hacer crecer tu negocio.

#1: Facturación

Una empresa que nos factura no puede sobrevivir. Pero es que es una empresa que hace facturas y luego no las cobra se hunde aún más rápido… así que lo primero es facturar.

En el ámbito de la facturación te interesa hacer un seguimiento de tu evolución como negocio. Cuanto más facturas, mejor.

🔷 Volumen de facturación

🔷 Valor medio por cliente

🔷 Tiempo para cobrar

 

#2: Gastos

Ahora tenemos la antítesis de las facturas– los gastos.

En una empresa, los gastos son necesarios. De hecho, muchas veces es necesario invertir más dinero y aumentar los gastos para poder crecer. Un ejemplo de esto es invertir en publicidad PPC, que es lo que te aporta más clientes a la larga.

En el caso de los gastos te interesa monitorizar dónde se va el dinero. Las métricas de gastos te dirán cuáles son tus mayores proveedores, y cuáles son esenciales para poder trabajar.

👉 Por ejemplo, el correo electrónico o la línea de teléfono no son gastos negociables.

Sin servicios de este tipo no podrías ni siquiera funcionar, pero otros gastos pueden resultar prescindibles, y es buena idea echar un vistazo a tus compras cada 3 meses para evaluar si todo lo que pagas vale la pena.

➡️ Gastos fijos: la cantidad de gastos que no suele varia mes a mes (1500€/mes)

➡️ Gastos variables: los costes asociados a la cantidad de ventas (300€/venta)

 

#3: Beneficios

Ahora llega el momento de juntar las dos cosas. Como sabrás, si a tu facturación le restas los costes fijos y variables, entonces obtendrás tu cifra de beneficios.

Este conjunto de métricas financieras la pongo aparte porque es diferente para cada negocio: algunas empresas tendrán un coste de producción, como hemos visto antes. Pero para empresas que ofrecen un servicio por horas de trabajo, es posible que la gran mayoría de gastos sean fijos.

Aquí, mi recomendación es evaluar el margen comercial de tus líneas de negocio.

➡️ Beneficios: el rendimiento de tus ingresos menos gastos (2500€/mes)

➡️ Margen comercial: el porcentaje de redimiento de tus productos (50%)

 

#4: Clientes

Por último, hay algunas métricas financieras que podemos medir en torno a los clientes. Este tipo de métricas nos ayudan a encontrar las pepitas de oro enterradas en el suelo. Es decir, a los clientes con potencial para crecer.

De todas las empresas, suele haber una distribución de clientes en las que unos pocos destacan por encima del resto.

Puede que sean los clientes que más facturan, o bien los que más rentables resulta.

Hay que tener en cuenta un dato importante: es mucho más fácil venderle a un cliente existente que conseguir uno nuevo, porque ya te conoce y sabe que trabajas bien.

🔷 Facturación media por cliente: la cantidad de ingresos que ha generado

🔷 Tiempo invertido por cliente: los recursos que requiere mantener al cliente

🔷 Coste de adquisición de cliente: la inversión necesaria para cerrar una venta (120€/cliente)

 

metricas de negocio a nivel financiero

ESPECIALÍZATE EN MARKETING DIGITAL

ACCEDE GRATIS A 4 CLASES DEL MÁSTER DE MARKETING DIGITAL

16 horas de formación

 

Cómo medir las métricas de tu negocio

Ahora que ya sabes cómo utilizar e identificar las métricas más importantes de tu negocio, vamos a lo importante: ¿Cómo mido todo esto sin morir en el intento?

Y es que llevar un control de las métricas de tu empresa epuede ser complicado.

Por un lado, podrías hacer una hoja de Excel que lo controle todo, pero la recolección de datos toma tiempo. Y recuerda, eres un profesional muy ocupado y por tanto te puedes equivocar. De hecho, es normal esperar que te equivoques haciendo cálculos en algún momento.

Lo ideal sería tener software que haga el trabajo duro por ti.

Al fin y al cabo, tu trabajo no es reunir datos sino tomar decisiones tras analizarlos.

💡 Para hacer esto, mi recomendación es utilizar un software de gestión que cubra la mayor parte de tus necesidades.

 

Utiliza un software de gestión como Vendomia

Antes de comenzar, una aclaración: Vendomia es nuestro CRM para pequeñas empresas.

Y lo desarrollamos en primer lugar precisamente para cubrir necesidades como la medición de métricas de empresa. Aunque lo use de ejemplo, técnicamente podrías hacer esto con cualquier otro CRM o ERP.

Vamos a ello:

En mi opinión, utilizar herramientas especializadas suele ser la mejor opción para una empresa, en lugar de emplear software generalista.

No me malinterpretes; las herramientas como Trello o Todolist son muy flexibles y se adaptan a muchas microempresas.

Pero en nuestra propia experiencia, estas herramientas se quedan cortas a cuando toca implementar procesos operativos de empresa

Es decir, si quieres jugar con los mayores necesitas un ERP, no un kanban.

💡 Un caso real con Pimpamcross

Vamos a poner por ejemplo un caso real.

Pimpamcross es una tienda de motos, quads y patinetes eléctricos que ha pasado por varias fases desde que empezó el negocio. Empezaron desde hace unos 8 años, y han ido creciendo hasta el día de hoy.

Al principio, hacían uso de una página web independiente hecha en WordPress, y usaban herramientas como Excel, Trello, y mucho, mucho email. Para que te hagas una idea, esta era la estructura que usaban:

➡️ WordPress y Woocommerce para la tienda online.

➡️ Facturación a través de Woocommerce y facturas con Excel.

➡️ Trello para tareas de taller y gestionar el soporte a pedidos.

➡️ Email para responder tickets de soporte.

➡️ Informes de datos con Excel.

Todo esto teniendo en cuenta que la empresa mantiene varias campañas de marketing en funcionamiento, todo el año:

➡️ Redes sociales en Facebook, Youtube e Instagram.

➡️ Campañas PPC en Google Ads y Facebook Ads.

➡️ Sorteos y promociones de forma estacional.

➡️ Grandes campañas para Black Friday, o Navidad.

Aunque en la teoría todo esto funciona, hay varios problemas a la hora de crecer como negocio:

➡️ No tienes una idea clara de las ventas.

➡️ Los costes no se miden, y por tanto llevar el control de caja es casi imposible.

➡️ La facturación no está atada a los pedidos.

➡️ No hay un inventario claro de los productos y hay desequilibrios de stock.

➡️ El gran problema es que la información de empresa estaba fragmentada en muchos sitios diferentes.

Se puede trabajar en el día a día, pero no es posible recabar información con facilidad. O bien te pones a exportar información de todos los sitios diferentes, o tienes que aproximar tus métricas.

Aquí, el gran problema de herramientas como Trello es que son normalizadas.

👉 Es decir, Trello realmente no sabe lo que un tablero representa: puede ser una lista de trabajos, de ventas, o contactos. Al ser un sistema de gestión genérico, no puede saber qué datos recolectar de cada sitio.

Esto, en el largo plazo, es insostenible para una empresa.

 

Utilizando un CRM de ventas

Cuando ya llevábamos un tiempo trabajando con ellos como consultores, trasladamos todo el sistema de Pimpamcross a la plataforma Vendomia.

No te voy a mentir: hacer un cambio de software de gestión no es fácil.

Es un trabajo que toma tiempo, ya que hay que adaptarse a un nuevo sistema, hacer todas las migraciones necesarias, y más. Vamos, que hay que tener paciencia para conseguirlo.

Ahora bien, el nuevo software cubre los siguientes aspectos de la empresa:

✅ Ventas (CRM)

✅ Facturación

✅ Gastos

✅ Página Web

✅ Trabajos

✅ Contactos

✅ Presupuestos

✅ Base documental

Cosas como la contabilidad, la gestión de nóminas o el control de horarios no se incluyen… no se puede abarcar todo. Pero mi punto es que un software ERP comunica varias partes diferentes del negocio para que haya trazabilidad.

Eso quiere decir que muchos de los departamentos de Pimpamcross están ahora integrados de forma natural.

Te pongo algunos ejemplos de ello:

🔷 Cuando se genera un pedido en la tienda, se factura automáticamente y de forma inmediata si hiciera falta. Las facturas se pueden trazar al pedido original.

🔷 Los trabajos de taller y reparaciones están ligados a las ventas y gastos, para atribuir costes a algún cliente concreto.

🔷 Cuando hay que hacer un presupuesto, se puede pasar a un pedido con un clic, y crear una trazabilidad.

🔷 Prácticamente toda la actividad se atribuye a los contactos y clientes, teniendo una agenda fácil de localizar y además segmentada de forma automática.
Seguramente ya estarás viendo un patrón: atribución y trazabilidad.

La mayor ventaja con diferencia de utilizar un software así es que tus preocupaciones cambian: ya no estás peleando con las diferentes herramientas y copiando información de un lado para otro, sino que puedes empezar a analizar información de forma mucho más detallada.

En las empresas de mayor tamaño, la trazabilidad es indispensable para poder atribuir ingresos y gastos a diferentes elementos, y saber qué está pasando en cada momento.

 

¿Qué te han parecido estas métricas de negocios?

Como puedes ver, medir métricas no es un simple juego de números.

Hacer todo este trabajo te permitirá después saber donde puedes mejorar. Y a su vez, eso te permitirá tomar decisiones informadas.

 

metricas clave de negocio

Como último detalle, vuelvo a recomendarte para poder realizar toda esta medición de forma automatizada es hacer uso de un CRM o una herramienta de gestión.

Los CRM te ayudan a hacer un seguimiento completo de las métricas, sin mucho más esfuerzo.

Es una herramienta que te ayudará a ahorrar mucho tiempo y a crear un dashboard de empresa consistente.

En resumen, lo importante es medir todo lo que puedas en tu empresa. Sólo si sabes tus números, podrás ir mejorándolos poco a poco.

 

ESPECIALÍZATE EN MARKETING DIGITAL

ACCEDE GRATIS A 4 CLASES DEL MÁSTER DE MARKETING DIGITAL

16 horas de formación

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Artículos que pueden interesarte...

Manuel Vicedo
Manuel Vicedo
Soy el creador de Vendomia, un CRM sencillo y que ayuda a las pequeñas empresas a generar mayores ingresos y a funcionar mejor. Me dedico a ayudar a los profesionales como tú a superar las dificultades de emprender, haciendo uso del software para que tu vida sea más fácil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable: Miguel Ángel Florido Robledo
Finalidad: Gestión de los comentarios de las publicaciones
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Los boletines electrónicos o newsletter están gestionados por entidades cuya sede y servidores se encuentran dentro del territorio de la UE
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.

Hola, soy Miguel Florido, consultor de Marketing Digital y Social Media.

Creador del Blog Marketing and Web, un blog humilde y sencillo que poco a poco se ha abierto un hueco entre los blogs de referencia del marketing digital en España.

ACCEDE GRATIS A 4 CLASES DEL MÁSTER DE MARKETING DIGITAL

ESPECIALÍZATE EN MARKETING DIGITAL

ACCEDE GRATIS A 4 CLASES DEL MÁSTER DE MARKETING DIGITAL