7 formas de auditar y mejorar tu sitio web

Dedicas una gran cantidad de tiempo a investigar a tu competencia. Identificas sus mejores estrategias, analizas sus palabras clave y su perfil de backlinks, todo con la intención de superar sus posiciones. En un artículo anterior hablamos sobre ello: Guía práctica para la Inteligencia Competitiva Online.

Bien, ha llegado el momento de examinar más detenidamente tu página web. Porque tu página web requiere dedicación constante.

¿Tu sitio está lo suficientemente optimizado para tu competencia? ¿Conoces sus puntos más débiles? ¿Cuándo fue la última vez que comprobaste los enlaces rotos?

¡Creo que es el momento de hacer una auditoría del sitio! Aquí tienes 7 claves que te ayudarán a mejorar tu página web. Y prepárate para adelantar a tu competencia.

1. Empieza con una Auditoría del Sitio Automatizada

Por decirlo de un modo muy sencillo, una auditoría del sitio es un análisis en profundidad de tu sitio que se lleva a cabo con un único objetivo: determinar lo que funciona y lo que no funciona.

Una auditoría del sitio adecuada analiza cada uno de los aspectos de tu sitio, desde la configuración técnica hasta el contenido, pasando por una optimización on-page.

Por suerte, no tienes que hacer nada de esto a mano. Puedes utilizar el software de auditoría del sitio, con el que podrás automatizar el proceso.

Voy a utilizar SEMrush para mostrarte qué aspecto tiene un informe de auditoría del sitio.

auditoria seo semrush

Pantallazo de un informe de auditoría del sitio principal realizado con SEMrush

Una vez finaliza la auditoría, la herramienta divide los resultados en 4 secciones:

  • Resumen que proporciona un resultado general de la auditoría e indica las áreas que conviene mejorar.
  • Problemas que describen cada error.Advertencia u otros problemas que se encuentren durante la auditoría. Todos estos problemas son cruciales para mejorar el rendimiento de tu sitio. Aun así, difieren en el nivel de gravedad.
    • Errores son los problemas más graves y que se deben resolver inmediatamente. Estos problemas son los que pueden tener un efecto más profundo en el rendimiento de tu sitio.
    • Advertencias son problemas que se deberían resolver, pero puedes posicionar tu sitio aunque no las soluciones.
    • Avisos no son problemas como tales. Podrías considerarlos recomendaciones para mejorar el rendimiento del sitio en general.

autoria semrush

Ejemplo de informe de avisos

  • Informe de página. Esta sección te ofrece acceso a informes individuales de cada página en tu sitio.
  • Compara rastreos.SEMrush también incluye la opción de monitorizar tu progreso al erradicar problemas del sitio.

2. Investiga tu sitio también en Google

Así como una auditoría automatizada del sitio te dará una visión exhaustiva de tu sitio, también es buena idea llevar a cabo una investigación similar de forma manual.

Busca tu sitio en Google.

Y, finalmente, comprueba cuántas páginas ha devuelto la búsqueda. Este ejercicio tan simple te debería indicar si existe algún problema con páginas de tu sitio que no han sido indexadas correctamente.

O si el motor de búsqueda había indexado páginas que no querías que aparecieran ahí, como por ejemplo las categorías del blog, tipos de post de WordPress personalizados, etc.

Comprueba también si tu página de inicio se muestra como primer resultado. Si no es así, esto puede indicar problemas de optimización:

  • Te pueden haber penalizado la página o el sitio;
  • Puede que la estructura de tu sitio o los enlaces internos estén dando información incorrecta a los motores de búsqueda;
  • A lo mejor estás impidiendo, sin saberlo, que los motores de búsqueda accedan a tu sitio.

3. Comprueba qué páginas se posicionan a partir de varias palabras clave

Otra forma de probar el rendimiento de tu sitio es comprobando si las páginas adecuadas se están posicionando por las palabras clave correctas.

Inicia sesión en un rastreador de palabras clave y comprueba qué páginas se posicionan a partir de varias palabras clave. ¿Se trata de las páginas que querías y que habías optimizado para esos términos?

Que exista discrepancia entre la palabra clave y la página de aterrizaje que se está posicionando para ese término podría sugerir lo siguiente:

  • Un problema con la indexación de tu sitio;
  • Una estructura de navegación deficiente;
  • Errores con los enlaces internos;
  • Una penalización;
  • Contenido mal optimizado.

Resolver esos problemas puede ser tan fácil como mejorar las metaetiquetas o el contenido de una página. Pero también puede requerir que reestructures tu página web, elimines otras páginas (incluso temporalmente) o refuerces páginas vinculándolas internamente con otras.

4. Busca en Google tus nombres de marca

También deberías investigar si tu sitio se muestra en las búsquedas relacionadas con tu marca.

Concretamente deberías observar si tu página de inicio se muestra en primer lugar.

¿Son correctos también los otros listados?

La ausencia de tu página de inicio, o cualquier otra página relacionada con tu marca en estos resultados podría sugerir que se ha producido una penalización u otros problemas que impidan que se posicione con tus nombres de marca.

Pero si hay muchos usuarios que intentan llegar a tu sitio a partir de una búsqueda de marca, es indispensable que te asegures de que por lo menos tu página de inicio se muestra en esos resultados.

5. Revisa la estructura de tu sitio

Muchos de los problemas del sitio son resultado de una mala estructura del sitio y un deficiente trabajo de enlaces internos.

Por tanto, revisa la navegación de tu sitio y la estructura de la información. Al menos asegúrate de que

  • Tu página de inicio enlaza hacia las categorías adecuadas;
  • Las páginas de categoría enlazan hacia las subcategorías o páginas de producto adecuadas;
  • Las páginas de producto enlazan hacia categorías relevantes;
  • Los post del blog vinculan contenido relevante y también enlazan hacia tu página de inicio.

Una buena estructura del sitio asegurará una mucho mejor experiencia de usuario. Esto debería ayudar a tus visitantes a encontrar la información que necesitan con la mayor rapidez. En vez de actuar como un obstáculo.

Una buena estructura también ayudará a que Google rastree tu sitio. Después de todo, ¿no es así como el robot de Google descubre la información de tu sitio?

6. Revisa tu sitio para móviles

Los usuarios buscarán y accederán a tu sitio desde varios dispositivos.

Por tanto, debes procurar que funcione bien independientemente de cómo intenten acceder a él.

Busca en Google tu sitio desde un dispositivo móvil. ¿Se muestra en la lista la etiqueta “optimizado para móviles”? ¿Se redirigen correctamente todas las páginas desde la versión de escritorio hasta la versión móvil? ¿Se mantienen todas las funcionalidades? ¿La navegación facilita que se encuentre toda la información? ¿En la versión móvil se esconde o se elimina alguna página?

Puesto que la optimización para móviles se está convirtiendo en un factor de posicionamiento, es indispensable que te asegures de que tu página web se muestra de forma correcta a todos los usuarios.

7. Realiza una auditoría de perfil de enlaces

Y, finalmente, evalúa también los backlinks de tu sitio.

Aunque no son parte de la configuración de tu sitio, los enlaces son un factor de posicionamiento importante.

Igual que en una auditoría del sitio, su equivalencia de backlinks intenta establecer si hay problemas con tu perfil de enlaces. Te puede ayudar a identificar enlaces no naturales, detectar nuevas oportunidades para conseguir backlinks y comparar tu perfil de enlaces con el de tu competencia.

Una auditoría de enlaces es un proceso largo. Si estás interesado en el proceso completo, lee aquí este tutorial paso a paso realizado por Julie Joyce.

infografía 7 formas de auditar y mejorar tu sitio web

Conclusión

Un error común es centrarse en las estrategias de la competencia y olvidarse del propio sitio. Pero independientemente de la profundidad en la inteligencia competitiva que consigas, y a menos que tu sitio esté bien optimizado, no podrás superar sus posiciones.

Realizar una auditoría del sitio en profundidad te ayudará a detectar y mejorar las áreas que necesitan una atención más inmediata.

¿Añadirías alguna forma más de auditar y mejorar un sitio web?

Si te ha gustado este post, puedes compartirlo con un amigo/a.