Cuantas veces habremos oído a alguien decir que tiene una idea que quiere materializar para crear un negocio rentable online con la que se va a hacer rico, seguramente muchas veces, pero la realidad es que para conseguir empezar con buen pie este camino de emprendimiento lo que primero que tenemos que hacer es plantar una buenas bases de nuestro proyecto, y sobre todo madurando la idea de negocio para que sea factible y convertible en un negocio rentable.

No suelo presentar a mis autores invitados porque no me gusta quitarles ningún protagonismo, pero en esta ocasión os presento a Adrián Más, un joven emprendedor que compagina su proyecto de emprendimiento con un trabajo de freelance de periodista.

Te dejo con Adrián espero que disfrutes de esta lectura tanto como lo he hecho yo! 😉

He pasado por este proceso cinco veces. Unas en solitario y otras en grupo. Convertir una idea de negocio en un proyecto rentable es el objetivo.

La intención que tengo es enseñarte el camino que yo he seguido y evitar que cometas los errores que yo he cometido.

Tu tiempo es oro, así que no te disperses, no pierdas horas y horas siguiendo hojas de ruta que no llegan a ninguna parte. Coge papel y boli y ponte en marcha para conseguir un negocio rentable.

Se me hace muy complicado comparar la ilusión que supone tener un proyecto en mente, una idea que llevar adelante, con cualquier otro elemento del día a día. No sé explicarlo.

Es una ilusión por algo nuevo, un poco ingenua, por supuesto, pero la ingenuidad en ocasiones es positiva.

Porque la ingenuidad te lleva a la curiosidad, la curiosidad a la investigación, la investigación a la formación y la formación termina por hacer un experto a la hora de montar un negocio.

Imagino que si has llegado hasta aquí es porque tienes una idea de negocio y estás meditando llevarla a cabo. Lo sé, da miedo. Emprender es una cosa que impone mucho pero formándote y estando al día con los mejores blogs sobre emprendimiento, todo es más fácil.

Pero oye, al menos lleva tu idea de negocio al papel, déjala escrita y cuando vuelques todo lo que tienes en tu mente en negro sobre blanco, sabrás si es el momento de emprender o no lo es.

Si no lo es, no pasa absolutamente nada, guarda todos esos papeles en una carpeta y pega un post it con el nombre del proyecto. Guárdalo en un cajón porque en el futuro nunca se sabe…


También te podría interesar:

10 Claves para Emprender un Negocio Rentable en Internet

Trabajar desde casa por Internet – Herramientas + Consejos + 6 Vídeos

7 Formas de ganar dinero por Internet sin invertir


 

Vuelca sobre papel y guarda

Yo tengo unas cuantas carpeta de este estilo (lo cierto es que son virtuales, las tengo en mi disco duro) porque en el momento que me plantee si convertir eso en una realidad, no estaba preparado.

No estar preparado puede ser por muchos motivos: económicos, personales, por falta de ganas, por falta de confianza, por desconocimiento… Y esto no es malo.

En la vida hay instantes y épocas para todo, igual llega un momento en que una de esas carpetas se abre y se convierte en realidad. Esto puede surgir en una conversación con amigos ‘pues oye yo tuve una idea…’, en una charla con un importante especialista en marketing (se te enciende la bombilla y dices: ‘Ahora es el momento’).

Pero si vuelcas todo lo que tienes en la mente sobre papel y ves que quieres seguir adelante porque tienes fuerza y ganas, ve a por ello, es el momento de sacar adelante un nuevo negocio.

Te voy a contar mi experiencia porque yo también me he ilusionado, me he tirado días enteros sin pensar en otra cosa, me he obsesionado, he estado cinco horas seguidas buscando cosas en internet, me he despertado a mitad de noche y he apuntado cosas en una libreta… Y también he fracasado.

Y sí, del fracaso se aprende, de eso no hay duda, pero te recomiendo que evites fracasar porque no es algo nada agradable.

Por todo esto que te he contado hasta ahora, he dividido en diez pasos el proceso desde que tienes la idea hasta que lo conviertes en un negocio rentable.

 

10 pasos para convertir tu idea en un negocio rentable

 

1.    Papel y boli, Lean Canvas y plan de negocio

Este es el paso necesario para descubrir qué le falta a tu idea y para trazas una primera línea a seguir. Tienes que coger un papel y un boli y hacerte un esquema básico: ¿Qué vendes?¿Cómo ganas dinero?¿Quién te compra? De otra manera: producto/servicio, público y monetización.

Si te falta alguno de estos tres pilares tienes que ponerte a investigar.

Ese folio, libreta o documento inicial será clave para que comiences a moldear tu idea, para que comiences a ver sus fallos y cómo hacerlo viable.

Mi recomendación es que vuelques toda la información que tengas en tu mente, que la escribas línea a línea sin importarte lo que ocupe.

Una vez tengas todas las ramificaciones de tu idea apuntadas, coge un folio en blanco y dibuja un Lean Canvas (o imprímelo). Para no desviarme del asunto principal del artículo, te dejo enlace a este post de Javier Megías sobre qué es y cómo se usa el método Lean Canvas.

Este método te ayudará a ordenar la información, a comenzar a ensamblar todas esas ideas de negocio que tenías en tu cabeza. Digamos que has comenzado tu plan de negocio.

En mi tablero de Pinterest tienes muchos ejemplos de Lean Canvas para inspirarte.

El plan de negocio es la biblia de tu proyecto, tu manual de instrucciones que has de ir construyendo poco a poco. Sí, esto es lo que tienes que utilizar para ir a buscar financiación o un partner, pero no debes hacerlo pensando en eso, si no pensando en ti y en la viabilidad del negocio rentable que quieres conseguir.

Olvídate de impresionar a nadie, este documento es para ti, para que sepas qué camino debes tomar cuando te encuentres con un imprevisto.

A grandes rasgos, este sería el índice que debería tener todo plan de negocio:

  • Resumen ejecutivo (Equipo promotor)
  • Idea general del proyecto (Descripción del producto o servicio, Ventajas comparativas)
  • Análisis de mercado (Descripción del sector, análisis de público potencial, análisis de la competencia, análisis DAFO, te dejo un post de Matías Acosta donde lo explica a la perfección)
  • Estrategia comercial (Producto o servicio, precios)
  • Plan de marketing y comunicación (Identidad corporativa, promoción de marca, difusión de producto)
  • Plan de operaciones (Proceso de producción, compras, calendario y plazos)
  • Estrategia de recursos humanos (Organigrama, necesidad de personal, tipos de contratos adecuados)
  • Estudio económico-financiero (Desglose de datos económicos, amortizaciones, IVA, cuentas de tesorería, balances)
  • Estructura legal y temas societarios (Sociedad Limitada, Comunidad de bienes, Sociedad Anónima, Cooperativa)

No te agobies, hay muchas cosas que no sabrás hacer del plan de negocio.

Pero ahí entra tu esfuerzo en buscar formación, en interesarte por cómo se hacen esos asuntos o en ponerte en contacto con asociaciones de emprendedores, por ejemplo, o con profesionales que te puedan ayudar.

Pero lo cierto es que conforme vayas completando todos esos puntos irás puliendo tu idea, pivotando tus objetivos y labrando el mejor camino para convertir tu idea en un negocio rentable.

 

2.    Conoce el mercado potencial, estúdialo. Datos numérico, estudios del sector, previsiones, hacia donde va el mercado…

Si no eres un experto en el sector de tu servicio o producto debes invertir tiempo en conocerlo lo mejor posible. Es habitual, que quien da un paso para iniciar un proyecto tenga experiencia en el sector al que va a dirigirse.

Pero en muchas ocasiones no es así. Si es tu caso, necesitas empaparte. No digo que cojas el Financial Times y veas como fluctúan las acciones de no se qué empresa de tu sector, me refiero a algo más terrenal.

Métete en internet y explota las magníficas posibilidad de Google. Voy a poner un ejemplo para verlo más claro.

Imagina que quieres abrir una pizzería a domicilio ¿cuáles serán tus tareas para estudiar el mercado?

  • Tendrás que navegar por el Instituto Nacional de Estadística o al registro del ayuntamiento para conocer cuántas personas viven en el municipio y sus alrededores para calcular a cuánta gente puedes llegar.
  • Tendrás que buscar información sobre el mundo de las franquicias de pizzerías, por ejemplo. Ver como lo hacen ellos, qué productos venden, con qué proveedores. Tu amigo Google es un hacha para esto.
  • Tendrás que investigar sobre las últimas tendencias en recetas de pizza, en hábitos alimenticios, en alimentos y bebidas que combinen… Si tu competencia hace margaritas, hawaianas y pepperoni, ¿por qué no diferenciarte innovando?

Y así con todo lo que se te ocurra. En la era de internet no hace falta salir de casa para averiguar todo esto. Es una bendición. Más de lo mismo si tenemos la idea de un negocio rentable por Internet.

 

3.    Estudia a tu competencia, coge sus cosas buenas e impleméntalas, coge sus cosas malas y hazlas buenas o, simplemente, no las hagas

Si seguimos con el ejemplo de las pizzerías, tendrás que conocer al dedillo todos los restaurantes que venden pizza de tu área de influencia. ¿Para qué? Pues para coger sus cosas buenas y copiarlas y para coger sus cosas malas y mejorarlas. Básico.

Si reparte en motocicleta por qué lo hace. ¿Puedo yo repartir en bici los envíos más cercanos?

Pues a lo mejor, consigo más clientes debido a que soy respetuoso con el medioambiente y no contamino en envío que están a 2 kilómetros porque voy en bici. Y además utilizo cartón ecológico y productos ecológicos.

Más abajo veremos un punto que es la propuesta de valor. Pues para acertar es totalmente necesario conocer todas las fortalezas y debilidades de tu competencia.

¿En qué vas a ser mejor y por qué?

 

4.    Identifica a tu público objetivo, tu cliente ideal. Haz encuestas

Uno de los puntos más importantes de todo tu análisis previo a la creación de tu negocio rentable, es encontrar a tu cliente ideal, a la persona modélica para la que está pensado el producto o servicio que ofreces.

Para eso tendrás que conocer bien tu producto o servicio y a tu competencia. Si conoces a su público podrás definir mejor al tuyo. Si conoces el mercado del sector al que te quieres dedicar, conocerás mejor a tu cliente.

Como ves, todo va unido por lo que un buen estudio del mercado y de la competencia es clave para conocer a tu cliente ideal.

Un buen sistema para dibujar lo más acertadamente posible a tu buyer persona es realizar encuestas. Busca a personas de diferentes perfiles, todos afines a tu producto o servicio, claro, y realiza unas cuantas preguntas.

En la era de internet tenemos servicios de encuestas maravillosos como Doodle, Survio, SurveyMonkey. Otro buen canal para este tipo de trabajos son los grupos de Facebook y Linkedin o las comunidades de Google Plus.

Allí puedes encontrar nichos de mercado bastante segmentados en los que puedes introducir tu encuesta.

Aunque si eres más tradicional no dudes en salir a la calle y preguntar.

He de decirte que un alto porcentaje de personas no hará la encuesta a no ser que te conozca, así que dales un incentivo. Por ejemplo, sortea alguna muestra de tu producto o servicio entre los participantes o simplemente sortea un gadget tecnológico o un complemento de moda que sea un must de la temporada.

Por 80-100€ tienes un regalo magnífico para el sorteo y una cantidad de datos maravillosos para encontrar a tu cliente ideal :)

 

5.    Plantea tu propuesta de valor. Diferénciate

Tienes que diferenciarte de tu competencia. ¿Por qué una persona te va a comprar a ti y no al de al lado? He aquí la propuesta de valor de tu negocio.

Cogiendo el ejemplo de la pizzería, quizá tu propuesta de valor puede ser que eres un comercio ecológico porque repartes en bici siempre que es posible, utilizas motos eléctricas, empleas cartón reciclado, compras productos respetuosos con el medio ambiente o alimentos de comercio justo.

Igual puedes subir un 15% los precios de tus pizzas y volcar tu estrategia de marketing en que eres una pizzería ecológica y respetuosa con el medio ambiente.

Depende de a qué cliente ideal te vayas a dirigir tienes que tener una propuesta de valor u otra. Es decir, si te diriges a un público adolescente con poca conciencia medioambiental y poco poder adquisitivo, seguramente compren la pizza más barata para cenar con sus amigos mientras juegan a la PlayStation.

Pero si tu buyer persona son adultos entre 25 y 45 años, de poder adquisitivo medio-alto, con conciencia social y respeto por el medio ambiente, les debes proponer un producto de más calidad  y si encima es respetuoso con el entorno, fenomenal.

Si este es tu público, tendrás que currarte las recetas de las pizzas, ofrecer vinos en tu carta y crear una imagen de marca acorde a lo que vendes.

Así pues, tu propuesta de valor debe ir unida a tu cliente ideal.

 

6.    Repásalo todo de nuevo, verás fallos. No te enamores de tu proyecto

Cuando llegues aquí estarás exhausto y emocionado a partes iguales. Llevarás gran parte del camino teórico recorrido pero aún queda un buen trecho así que, para un instante y repasa.

Revisa un par de veces todo el proyecto, coge papel y boli y hazte esquemas visuales. Si es posible, inclúyelo todo en una cara de folio para que con un vistazo tengas acceso a todos los detalles para hacer tu negocio rentable por Internet.

Como te he comentado todo va un poco unido (estudio de mercado, competencia, público objetivo), por lo que un esquema visual te vendrá genial para ver lo fallos.

Divídelo en segmentos:

  • Público total (Total de habitantes)
  • Cliente ideal (25-40 años, clase media alta, paga más por comer mejor, conciencia medioambiental)
  • Público potencial (Del total de habitantes, cuántos cumples los requisitos)
  • Competencia directa (Otras pizzerías y otros negocios que repartan a domicilio como kebab, asiáticos…)
  • Competencia indirecta (Cualquier otro negocio que satisfaga las necesidades de tu cliente potencial, como cualquier restaurante, por ejemplo)
  • Tu propuesta de valor. En qué te diferencias

En definitiva, todo lo que has plasmado en texto, intenta plasmarlo en un esquema a una sola cara de folio para tener una visión global de tu trabajo.

 

7.    Producto Mínimo Viable. Pruebas y test

Es momento de pasar a la acción. Necesitamos saber si nuestro producto o servicio es bueno, si el público lo compra. Para ello, el único modo de saberlo es probando.

Para ello debemos crear lo que se llama el Producto Mínimo Viable. Una muestra, un primer esbozo del producto o servicio que finalmente llevaremos al mercado.

Este nos servirá para conocer sus defectos e ir perfeccionándolo. O nos servirá para darnos cuenta de que nadie lo quiere y por tanto de que tienes que cambiar tu producto o servicio, y quizá tu modelo para conseguir un negocio rentable.

En muchas ocasiones es complicado realizar un PMV, sobre todo si los costes de producción son altos. Esto ocurre en casos de productos tecnológicos, por ejemplo.

Pero si nos centramos de un producto de consumo, como puede ser la pizza que tanto protagonismo está teniendo en este post como ejemplo, tenemos que ponernos en marcha.

Debemos saber que tipo de masa vamos a utilizar para la base, todos los ingredientes que le vamos a añadir y si vamos a ofrecer pizzas innovadoras tenemos que validar cuáles gustan y cuáles no.

Para ello, lo mejor sería una muestra real de potenciales clientes ideales. Seguro que nadie rechaza una pizza gratuita, así que no dudes en salir a la calle o a las redes sociales a ofrecer una cena gratis.

Después recoge las impresiones de todos y apúntalas. Tendrás una información valiosísima y podrás aplicarla a tu producto final.

Saliendo un poco del ejemplo de la pizza, si nos vamos a dedicar a vender cursos online de costura tendremos que hacer unos vídeos de prueba, lo que en videojuegos se llama una demo.

Obviamente no hace falta que inviertas mucho dinero en contratar a una productora audiovisual para que te grabe los vídeos, haz algo más casero y comprueba que acogida tiene.

Está claro que si no tienes una canal de difusión como pueda ser una página web o unas redes sociales con muchos seguidores, es complicado, pero ahí entra tu ingenio.

Si tus clientes ideales son mujeres entre 45 y 60 años, amas de casa, intenta localizarlas en comunidades virtuales de Facebook y explicar tu proyecto, presentarte, contar qué pretendes hacer y mandarles el enlace de los vídeos que hayas subido a Youtube.

También puedes ir lugares físicos como gimnasios, supermercados o centros municipales donde imparten clases de este estilo y dejar algunos panfletos informativos, preguntar cara a cara o poner carteles en las puertas. Utiliza tu ingenio para llegar hasta tus clientes ideales.

Lo importante de este Producto Mínimo Viable es que puedas medir su impacto y su acogida. Puedes recurrir de nuevo a las encuestas para ver ventajas e inconvenientes que han encontrado, sugerencias, etcétera.

Pídeles su correo electrónico y mándales un texto directo: “Hola María, ¿has visto ya mis vídeo sobre costura creativa?¿Qué te ha parecido? Me encantaría que me dieras tu opinión para así poder seguir mejorando. ¿De qué te gustaría aprender?. No dudes en pasarte por mi perfil de Facebook y entrar en el sorteo de una máquina de coser bordadora. Un abrazo”.

Sé majo y natural.

 

8.    Te guste o no, tienes que hacer números

Creo que este punto y el siguiente son los que más odio. No me gustan los números, las mates siempre se me dieron fatal.

Te voy a explicar lo básico, básico, básico, lo de andar por casa porque realmente no sé más.

Pero no queda otra, tienes que hacer números. Coge un Excel y apunta todos tus gastos fijos y variables. Todos. Te recomiendo que hagas tres documentos, uno con los mínimos gastos posibles, otro con los gastos normales y otro con los gastos incrementados.

Pon siempre una partida para imprevistos.

En un principio, los ingresos importan menos pero tienes que reunir todos los indicativos posibles para aproximarte lo máximo a los ingresos que puede conseguir. Fíjate una meta.

Con este objetivo será más sencillo fijar la hoja de ruta. Tengo que lograr 3.000 euros de ingresos en la primera mitad del año. Pues bueno, ya tienes un objetivo tangible.

Luego será real o no pero cuanto más hayas ajustado las previsiones más realista será.

Fíjate un objetivo muy asequible, otro medio y otro complicado.

Ingresos, gasto, balance. Como ya te he dicho, los números se me dan fatal.

 

9.    Asesoría, temas legales y fiscales…

Y anda que si los números no me gustan, los asuntos legales y fiscales menos. Mi recomendación es sencilla: busca una asesoría para que te informe de todo.

Ten en cuenta que en cada sector hay aplicaciones legales y fiscales diferentes por lo que, o eres un experto en eso, o necesitas pedir ayuda.

No obstante, internet está lleno de posibilidades y hoy en día existen plataformas o empresas que ofrecen sus servicios de asesoría y consultoría online, por lo que si llevas tu negocio desde otro país o viajando, no es necesario que tengas un asesor físico en tu ciudad.

 

10. Desintoxícate. Emprender mola pero agota mentalmente

Después de todo este proceso, la ilusión sigue estando ahí, de eso no cabe duda, pero tu mente está saturada.

Emprender mola mucho pero cansa una barbaridad.

Cuando termines tu plan de negocio tómate un par de días de asueto, despeja la mente intentando no pensar en el proyecto. Por dos días no pasa nada, te lo aseguro.

Trabaja en otras cosas, sal con tus amigos, tómate un descanso de pensar en hacer rentable tu idea de negocio. No te agotes.

ShoHai y Xhellaz decían en el tema Hodio: “Hay que amar despacio para conservar el amor”. Pues lo he adaptado un poco: “Emprende despacio para conservar la ilusión”.

Como te he comentado al inicio, esta es mi experiencia, es un método que yo he realizado unas cuantas veces y que me ha funcionado.

Por supuesto, todo depende de tu implicación, tu equipo, tu producto o servicio, tu mercado y un largo etcétera de variables que no puedes controlar.

Así pues, no te estoy contando un método para el éxito, de hecho dudo que alguien te lo pueda contar, sólo te transmito mi experiencia y una hoja de ruta que a mí me ha ido bien.

Por favor, me encantaría que añadieras tus pasos, tus métodos o cualquier cosa que pueda implementar yo o cualquiera de los lectores en nuestros proyectos. Déjalo en los comentarios o mándame un mail. Lo mismo si tienes dudas.

negocios rentables infografia

Ideas de Negocios Rentables y en auge en 2016

Son muchos los negocios en auge gracias a Internet y las nuevas tecnologías, y cómo se ha sustituido elementos tradicionales como el curriculum vitae por trabajar la marca y hacer networking con otros profesionales del sector, esto ha propiciado que muchos profesionales puedan vivir de su marca y la comunidad que han creado, pero aquí te dejo algunos ejemplos e ideas de negocios rentables en 2016:

 

1.- Crea tu propio Blog

Crea un Blog profesional y utilízalo como vehículo para mejorar tu marca personal. Un Blog puede darle una gran visibilidad a un negocio y ser un escaparate perfecto para conseguir leads y clientes.

 

2.- Crea unaTienda Online

Crea una tienda online y da el salto a Internet, y consigue trasladar estos artículos que vendías en tu tienda física a tu Ecommerce. Si estas interesado en crear tu propio Ecommerce aquí te dejo una guía de cómo vender con una tienda online.

 

3.- Crea un equipo de trabajo que ofrezca diferentes servicios

La idea de trabajar como un profesional encerrado en un despacho quedó atrás, ahora podemos unir fuerzas y sinergias con otros profesionales de nuestro sector para que entre todos poder realizar proyectos más complejos y completos que beneficien a todos los miembros del equipo. Aquí podemos decir la frase: “La unión hace la fuerza”.

 

4.- Asesor de ventas por Internet

No todo el mundo sabe cuáles son los mejores productos para vender por Internet, así un asesor puede orientar a cualquier negocio a elegir sólo aquellos productos que realmente sean competitivos y puedan aportar ingresos a la empresa.

 

5.- La marca en Internet como tu mejor carta de presentación

Si tu marca es popular y conocida en tu sector, tendrás mucho ganado y te será más sencillo atraer y conseguir clientes al negocio que quieres emprender.

 

6.- Ofrece un servicio que facilite el acceso a la información

En Internet hay muchísima información y a veces perdemos una gran cantidad de tiempo realizando búsquedas en Google, entonces ofrecer una herramienta de búsqueda o comparación de un servicio concreto puede ser una buena idea de negocio.

 

7.- Crea una comunidad o red social especializada

Crea una comunidad o red social centrada en una temática muy concreta.

 

8.- Ofrece un servicio de posicionamiento de las apps

Las apps van a seguir generando un gran volumen de negocio, pero dado el gran número de apps que podemos encontrar en Apple Store o Google, un aspecto fundamental para conseguir el éxito será la visibilidad que tengamos en estos sitios web

 

9.- Atrae a una comunidad social hacia tu marca

Las redes sociales tienen un enorme potencial y peso para cualquier empresa o negocio, así que debemos saber aprovecharlo bien.

No te pierdas este artículo donde hablo de las ventajas de las redes sociales.

 

10.- Crear una empresa de formación online

Hoy en día Internet te da la posibilidad de crear con pocos recursos y poco esfuerzo una plataforma de enseñanza online con la que poder ofertas tus cursos a través de Internet a prácticamente todo el mundo. Esto se ha conseguido gracias a plataformas de formación gratuita como Moodle, que dotará a tu negocio de todas las herramientas necesarias para crear cursos de muchísima calidad.

 

No te pierdas: 50 Ideas para emprender un negocio rentable en Internet

 

 

Herramientas imprescindibles para gestionar tu Negocio

Por supuesto, para convertir proyectos en negocios rentables hay que apoyarse en todos los elementos que tenemos a nuestro alcance para avanzar por el camino más sólido. Las ideas de negocio se convierten en empresas por muchos factores y uno de ellos son las herramientas que utilizamos.

Las herramientas nos ayudan a ser más productivos, más organizados, a evitar errores o a solucionarlos cuando se producen. De esta manera, hemos hecho una pequeña selección de herramientas imprescindibles para hacer un negocio rentable:

 

CamScanner

CamScanner

Ya sea para enviar la fotocopia de tu DNI o cualquier documento profesional, utiliza la cámara de tu móvil para escanear. Esta aplicación te convierte en un escaneado una fotografía y te permite invertir todo el tiempo que se gasta escaneando físicamente en cualquier otro asunto para hacer tu negocio más rentable. Por supuesto, es compatible con Dropbox y Google Drive y permite convertir los documentos en PDF para que puedan ser leídos por todo tipo de dispositivos.

 

Simple mind

Durante la ardua tarea de la creación de un negocio necesitamos organizar todas nuestras ideas para no perdernos. Esta aplicación permite dibujar mapas y esquemas que te permitirán escoger la parte más importante de tus brainstorming. También puedes utilizarla para presentaciones o para extraer las ideas más interesantes de un texto desde tu móvil.

 

Expensify

expensify

Si has decidido emprender como autónomo, esta aplicación te hará más fácil la vida, ya que te ayudará a registrar gastos, obligaciones financieras y otros aspectos de tu economía. Podrás ordenarlas por categorías, añadir fotos de recibos o comprobantes de pago. La rentabilidad de un negocio también se encuentra en el orden y la claridad en las cuentas.

 

SignEasy

Herramienta emprendedor Sign Easy

Los creadores de esta app supieron desarrollar bien su idea de negocio y han conseguido algo que llevábamos tiempo necesitando. Reconozco que alguna vez he firmado un documento de manera digital utilizando Photoshop y haciendo montaje pero eso es cosa del pasado. Con esta app podrás firmar cualquier tipo de documento desde tu móvil o tablet. Así te evitarás la faena de imprimir, escanear y enviar documentos por fax o paquetería. Serás amable con el medioambiente y además ahorrarás dinero en envíos y certificados.

 

Cardful

cardful

Creada por el equipo de Evernote, esta aplicación permite integrar todas las tarjetas de contacto en tu móvil. Basta con hacer una fotografía de la tarjeta de cualquier cliente o proveedor y la aplicación te posibilita organizarla e incorporarla a la agenda de contactos. Además, permite realizar copias de seguridad de los contactos y las tarjes y subirlas a la nube para evitar problemas en caso de extravío o rotura del móvil. Ya no tendrás problema si te olvidas la tarjeta de un cliente en casa.

 

No te pierdas: 40 herramientas gratuitas para emprendedores en Internet

Espero que estas ideas te ayuden a emprender un negocio rentable y de mucho éxito en 2016, recuerda siempre que no se trata de emprender por emprender sino más bien “emprender con cabeza”, sabiendo en cada momento que paso tenemos que dar.

¿Estás preparado para convertir tu idea en un negocio?

¿Preparado para hacer un negocio rentable por Internet?

Si te ha gustado la guía, puedes compartirlo con un amigo/a.

Gracias a Shutterstock por ceder los derechos de esta imagen.