¿Qué es el SEO y cómo hacer posicionamiento web?

¿Qué es el SEO y cómo hacer posicionamiento web?

Cuando se habla de la optimización del posicionamiento en buscadores (abreviadamente, SEO), tenemos bastante claro cuál es su propósito: que nuestras páginas salgan en las primeras posiciones cuando el usuario busca determinadas palabras relacionadas con el contenido de esas páginas.

Lo que no siempre está tan claro es en qué consiste realmente el SEO, qué se puede hacer, qué no se puede (o no se debe) hacer y, fundamentalmente, cómo realizar SEO y qué herramientas se pueden utilizar y cómo para conseguir dicho propósito.

A esto se une que el alcance del SEO se ha ido ampliando con el curso de los años, desde ser un proceso muy mecánico y “robótico”, en que el foco se centraba en cumplir los requisitos de los rastreadores, hasta convertirse en un proceso mucho más creativo y “humano”, en que prima favorecer la experiencia de usuario.

Actualmente, el SEO ya no se puede limitar a un conjunto de acciones realizadas aislada y arbitrariamente en cualquier orden, sino que debe seguir una estrategia preestablecida y enfocada, además de conseguir las primeras posiciones, en atraer visitas de usuarios cualificados que formen parte de nuestro público objetivo y resolver sus necesidades.

Este artículo pretende ir más allá de explicar simplemente qué es el SEO, para qué sirve y cómo hacerlo, poniendo un poco de orden en todo este maremágnum de conceptos, técnicas, estrategias y herramientas que caben dentro de la concepción y tendencia actuales del SEO.

Qué es el SEO y por qué es tan importante para superar a tu competencia ✚ 10 Factores SEO más importantesHaz click para twittear

 

¿Qué es el SEO?

Haciendo una rápida búsqueda en Google sobre qué es el SEO, encontraremos que la mayoría de las definiciones se centran en los dos siguientes aspectos :

Conseguir las primeras posiciones en las búsquedas orgánicas de los usuarios (esto es, sin considerar los anuncios patrocinados o de pago).
Descripción de los factores más relevantes que influyen en el posicionamiento de una página web.

Aunque también nombran la experiencia de usuario y la importancia que cada vez más tiene para los buscadores, no entran en mucho más detalle que el de disponer un sitio web rápido y fácil de navegar, y disponer de contenido de calidad.

En general, estas definiciones parten de la visión clásica del SEO, en que los buscadores rastreaban e indexaban las páginas en base a un conjunto de parámetros en que la concordancia de palabras clave y el número de enlaces entrantes jugaban el papel principal.

No es que estos parámetros hayan perdido ahora todo ese valor, pero hoy en día los buscadores son mucho más que meros recolectores de páginas web y contadores de palabras clave y enlaces entrantes.

Y esto debemos tenerlo muy claro para entender qué es, con la tecnología actual, el SEO y qué podemos hacer para conseguir que los usuarios visiten nuestras páginas y, lo más importante, queden satisfechos con ellas y no se vayan a buscar otras páginas.


También te puede interesar:

Guía de SEO para WordPress

Cómo conseguir backlinks o enlaces externos

Cómo hacer una auditoria SEO 


En este contexto, ¿cómo podríamos definir entonces qué es el SEO?

En vez de utilizar conceptos (como aumentar la velocidad de navegación, aparecer en las primeras posiciones o tener enlaces entrantes) que, en realidad, se utilizan para medir la eficacia de nuestro SEO, la siguiente definición centra las acciones SEO alrededor de las necesidades y comportamiento del usuario:

El SEO es el conjunto de estrategias necesarias para que nos encuentren fácilmente los usuarios que busquen algo que nosotros podemos ofrecerles”

Lo que enfatiza esta definición del SEO es que un sitio web optimizado para las búsquedas orgánicas debe atender las necesidades del usuario y estar adaptado a su comportamiento. No es suficiente con que salga el primero para determinadas palabras clave.

SEO y UX: Perfil de usuario + Estrategias + Técnicas + Herramientas

SEO y Experiencia de Usuario (UX): Un binomio inseparable

 

Como cualquier estrategia, el SEO no tiene un patrón fijo de ejecución, sino que debe adaptarse a las características tanto del usuario que queremos que nos encuentre, como a las condiciones del sector al que nos dirigimos (es decir, la competencia, aquellos que ofrecen algo similar a nosotros).

Sí que habrá unas pautas generales, con técnicas y herramientas SEO  que veremos en este artículo, pero que tendremos que adaptar a las circunstancias de cada caso. Dicho de otra forma: no existe una “receta SEO” universal que siempre funcione.

Ahora vamos a ver cuáles son los objetivos del SEO y cuáles son los factores de posicionamiento web más importantes que tenemos que tener en cuenta de cara a Google.

Todo esto te hará ver que el trabajo de un Consultor SEO no es nada sencillo y que formarse en esta disciplina es algo que requiere bastante tiempo de dedicación.

Además, para ver los los resultados de una estrategia SEO se necesita de un mínimo de tiempo para ver resultados. Esto es una de las primeras cosas que le decimos a nuestros alumnos del Curso de SEO en Valencia u Online.

 

White Hat SEO vs Black Hat SEO

Google dispone de una guía de optimización y unas directrices de calidad para Webmasters, con recomendaciones y buenas prácticas que debemos seguir para optimizar el posicionamiento de las páginas web.

También incluye aquellas prácticas o técnicas que no deben realizarse, puesto que Google considera que desvirtúan la calidad y credibilidad de los resultados de búsqueda, puesto que pueden resultar engañosos para el usuario.

El acatamiento de estas recomendaciones separa dos formas de entender el SEO:

White Hat SEO, que sigue las buenas prácticas recomendadas por Google en beneficio de la experiencia de usuario.

Black Hat SEO, que desoye estas recomendaciones y aplica técnicas que artificialmente empujan una página web a las primeras posiciones.

La separación entre White Hat SEO y Black Hat SEO no siempre está clara y ha propiciado la aparición de un tercer rol, el Gray Hat SEO, que sería un White Hat SEO que utiliza ocasionalmente y de forma muy controlada alguna técnica Black Hat SEO para conseguir un pequeño repunte adicional en el posicionamiento.

Al utilizar técnicas Gray Hat SEO o Black Hat SEO nos arriesgamos a que Google lo detecte (y cada vez lo hace mejor) y que incurramos en una penalización, dejando de posicionar nuestras páginas.

Lo peor de todo es que una vez penalizados, es complicado y requiere mucho tiempo salir de ella para volver a posicionar normalmente

Por este motivo, solo deberemos utilizar técnicas White Hat SEO, a partir de las recomendaciones de Google y dejar el resto de técnicas Black Hat como objeto de experimento y estudio para comprender mejor el funcionamiento de los algoritmos de búsqueda.

Diferencias principales entre White Hat SEO y Black Hat SEO

Diferencias principales entre White Hat SEO y Black Hat SEO

 

Objetivos del SEO

Al igual que vimos con las definiciones habituales del SEO, la mayoría de las veces los objetivos del SEO se describen a partir de los conceptos que se utilizan para medir la eficacia de las estrategias utilizadas.

Sin embargo, centrarnos en esos aspectos técnicos hacen que perdamos el foco de lo realmente importante en el SEO: llegar a nuestro usuario objetivo y atraerlo.

Esto no significa que esos datos o valores no tengan utilidad.

La tienen, y mucha, pero no son el objetivo del SEO, sino el resultado de haber aplicado correctamente distintas estrategias SEO.

Veamos un ejemplo para ilustrarlo.

Si hacemos la búsqueda “marketing and web”, las primeras posiciones estarán ocupadas por el sitio www.marketingandweb.es y varios de sus perfiles sociales.

¿Significa eso que están bien posicionadas?

Podemos hacer el mismo experimento con nuestro nombre y apellidos.

Si tenemos perfiles en las redes sociales, e incluso un blog con nuestro nombre completo, lo más probable es que también aparezcan en las primeras posiciones o, como mínimo, en la primera página…

Es decir, sin haber hecho nada, nos hemos “posicionado”.

Aunque estos ejemplos son un poco forzados, puesto que los usuarios habitualmente no buscan marcas o nombres, sino frases más elaboradas, sirven para mostrar que resulta demasiado simplista restringir el objetivo del SEO a aparecer en las primeras posiciones y que no refleja su verdadero alcance.

El SEO gira principalmente en torno a tres figuras:

El usuario

El contenido

Los buscadores.

Por tanto, deberán estar contemplados en los objetivos:

1. Que el contenido sea rastreable y comprensible para los buscadores.

Este objetivo comprende todas aquellas acciones encaminadas a facilitar el rastreo e indexación de las páginas de nuestro sitio web.

Tanto para conocer la estructura y organización del sitio web como para diferenciar e identificar las distintas partes del contenido de cada página.

Este objetivo lo cubriremos principalmente con el SEO Técnico y el SEO On Page.

 

2. Que el usuario encuentre contenido relevante relacionado con su consulta.

Quizás la parte del SEO que menos se comprende, porque supone evaluar y valorar aspectos bastante subjetivos y no siempre fáciles de identificar, como qué necesita el usuario, cómo busca lo que necesita, o cómo mejorar y diferenciarnos de contenidos similares de la competencia.

Este objetivo formaría parte del SEO On Page, el análisis de palabras clave y el marketing de contenidos.

 

3. Que el usuario tenga una experiencia de usuario satisfactoria durante su visita.

Otro aspecto de difícil análisis y evaluación, puesto que viene condicionada por la propia personalidad del usuario, sus experiencias previas, sus expectativas e incluso sus emociones.

Por tanto, hacer falta tener el perfil del público objetivo para saber sus gustos y preferencias.

Atender a este objetivo supone una tarea transversal, que afecta a todo el sitio web, desde su diseño, estructura y construcción, junto con la facilidad y velocidad de navegación a través de sus páginas.

El tipo de formato de los contenidos (vídeos, textos, imágenes, estilo de escritura) también influye en la experiencia de usuario, teniendo en cuenta que habrá usuarios que prefieran uno u otro, por ejemplo.

 

4. Que el contenido sea suficientemente relevante para atraer enlaces.

Este objetivo podría verse como un corolario del segundo objetivo, hacer contenido relevante para el usuario, pero centrado en conseguir enlaces entrantes que mejoren la reputación del sitio web.

En líneas generales, hacer contenido relevante para el usuario también atraería enlaces entrantes (link baiting) desde otros sitios web de temática relacionada, pero también son necesarias acciones específicas para conseguir enlaces entrantes o backlinks (link building). Este objetivo quedaría cubierto principalmente por el SEO Off Page.

 

En resumen:

Objetivos del SEO: Rastreable, contenido relevante, experiencia de usuario y atraer enlaces

10 Factores SEO más importantes para posicionar una página web

¿Sabes qué son los factores SEO?

Básicamente son una serie de elementos que Google tiene en cuenta a la hora de determinar cuáles son las páginas que van a aparecer en los primeros resultados de búsqueda de Google.

Se han escrito diferentes artículos sobre los 200 factores SEO más importantes. Pero la verdad es que son bastantes más.

Pero no te preocupes, hemos tratado de reunirte 10 de los factores (en base a nuestra experiencia personal) a los que deberías de prestarle más atención si te interesa saber cómo posicionar mi web en los primeros lugares de Google.

1. Title Tag

El Title Tag es el título que aparece en los resultados de Google cada vez que buscamos un contenido es lo que se conoce mejor como meta title.

Dado que Google lee de izquierda a derecha, un consejo es que añadamos la palabra clave que queremos posicionar lo más a la izquierda posible.

2. La Longitud del Contenido 

¿Realmente la longitud de un contenido importa para posicionar en Google?

Depende, en el marketing y en el SEO no hay nada absoluto, y eso debes de tenerlo claro.

Lo que tenemos que haces es dar respuesta al usuario a su búsqueda.

Si con un artículo de 1.000 palabras hemos dado la solución al problema que tenía, ¿por qué escribir 4.500 palabras?

Por eso es muy importante conocer la intención de búsqueda del usuario.

3. La velocidad de carga

La velocidad de carga es uno de los factores a los que Google le está dando más importancia. ¿Os suena el famoso Mobile First Index de Google?

La navegación en los dispositivos móviles ha pasado a ser una prioridad por parte de Google.

De hecho, el mero hecho de que una página web tarde en cargar más de la media se traduce en una pérdida de ventas porque los usuarios “se cansan” de esperar y van a otra página web a comprar.

Si no quieres perder ventas o potenciales clientes, deberías de tener en cuenta este factor SEO.

4. Prominencia y Posición

Como se ha comentado al principio, es importante incluir la palabra clave al principio del título, pero también es recomendable:

  • Incluir la keyword principal en las 100 primeras palabras.
  • Incluir la palabra clave en la algún H2 y H3, así como sus variaciones.
  • Hay que tener en cuenta cuántas veces se repite una palabra clave en el texto (a esto se le llama densidad y lo ideal es hacerlo de forma natural y solo repetirla entre 1 y el 1,5%)

5. Autoridad de página

Es uno de los factores SEO más importantes, aquí tenemos que diferenciar dos conceptos:

  • La autoridad de página.
  • La autoridad del dominio.

Es importante que sepas diferenciar entre estas dos terminologías porque cada página tiene una autoridad de página diferente, mientras que la autoridad de dominio es común.

Seguro que ahora te estarás preguntado: ¿y cómo aumento la autoridad de página?

Tienes que trabajar una estrategia de enlazado externo y una fuerte estrategia de enlazado interno que apunten hacia esa página y conseguir un buen tráfico cualificado.

6. Autoridad de dominio

Ya te he introducido este factor SEO antes para que entendieras la diferencia entre los dos conceptos, pero la autoridad de dominio también es un elemento que debes de tener en cuenta a la hora de hacer SEO.

Una recomendación que te puedo dar es que consigas backlinks dofollow de dominios de gran autoridad.

7. Relevancia de los enlaces

No solo tenemos que centrarnos en conseguir una buena autoridad de dominio (DA) y autoridad de página (PA), también tenemos que tener en cuenta la calidad de los enlaces.

Como puedes ver, al final muchos de los factores se relacionan entre ellos mismos, y cuando trabajamos uno, indirectamente también estamos trabajando otros.


Contenidos más efectivos para conseguir enlaces de calidad


8. Tráfico y Experiencia del Usuario

Tenemos que conseguir atraer tráfico cualificado y que la experiencia del usuario cuando visite nuestra página web sea buena.

Algunos de los elementos que tenemos que trabajar para ello serán:

  • El tiempo de permanencia que pasa una persona en nuestro site cuando realiza una búsqueda.
  • El porcentaje de rebote
  • El CTR

9. Responsive y Experiencia Móvil

En muchos sectores las búsquedas móvil ya superan a las búsquedas por ordenador, por lo que tenemos que tener un diseño totalmente responsive y que la experiencia móvil de la persona que navega por nuestra página sea muy buena.

10. Contenido Original 

Google Penaliza el contenido duplicado, por lo que en nuestra estrategia de contenidos siempre deberemos de crear contenido original.

Pero no solo eso, también tenemos que tener en cuenta que nadie nos plagia nuestro contenido (una práctica muy a la orden del día lamentablemente).

Súper-Mitos del SEO

Son muchos los mitos que rodean el SEO, muchos de ellos herencia de antiguas prácticas que se realizaba, con cierto éxito, en etapas anteriores del SEO y hasta hace no muchos años.

Y otros muchos mitos son interpretaciones erróneas de cómo funcionan los buscadores y los algoritmos de búsqueda.

Sin embargo, no todos los mitos tienen el mismo impacto y, en muchos casos, la mayor “inteligencia” de los rastreadores y algoritmos de búsqueda hace que algunos de ellos también dejen de tener mucha importancia.

Por otro lado, tampoco no hay consenso en cuáles son los mitos del SEO.

Una rápida búsqueda en Google nos mostrará decenas de páginas con sus respectivas listas de decenas de mitos… pero después muy pocos “mitos” son comunes en todas esas listas.

Muchos de estos “mitos” en realidad se podrían considerar malas prácticas, resultado de no comprender bien las directrices de calidad para Webmasters de Google, no conocer a fondo el funcionamiento de los buscadores y sus algoritmos, o simplemente no aplicar un poco de sentido común.

He preferido centrarme en esos mitos, los que podríamos denominar “súper-mitos”, que potencialmente tienen el impacto de arruinar cualquier estrategia de posicionamiento, independientemente de las técnicas que utilicemos, o, como mínimo, limitar mucho sus resultados.

Además, al ser un número relativamente pequeño de súper-mitos, serán más fáciles de retener en nuestra cabeza, asumirlos en nuestras tareas y comprender sus implicaciones a largo de todo el proceso de posicionamiento:

Súper-mitos del SEO que pueden arruinar una estrategia de posicionamiento web

 

1. Considerar que cuánto más tráfico, mejor

Si leemos de nuevo los objetivos del SEO, ninguno hace referencia directa al tráfico web. Entre otros, una buena estrategia de posicionamiento producirá dos efectos medibles:

Aumento del tráfico web, no necesariamente muy elevado.

Aumento del número de visitas cualificadas, normalmente mucho más elevado.

Por visitas cualificadas se entienden aquellas que llegan a nuestro sitio web y ahí encuentran lo que buscaban, fuese información, un producto o un servicio, y completen una conversión, sea descargarse un documento, registrarse o adquirir un producto.

Por otro lado, el aumento de visitas NO cualificadas puede llegar a tener a medio plazo un efecto negativo en nuestro posicionamiento.

Si un usuario llega a nuestra página a través de los resultados de una búsqueda pero después vuelve a esos resultados para seguir con otro resultado, Google lo detectará.

Si este comportamiento se repite varias veces, Google puede entender que nuestra página no resulta de interés para esa búsqueda y entonces dar preferencia a otras páginas web con mejores comportamiento.

Mito del SEO: Cuánto más tráfico, mejor

 

2. Redactar los contenidos para los buscadores

Al redactar los contenidos de una página web, sea informativo, la ficha de un producto o la descripción de un servicio, se debe pensar siempre en los usuarios. Son ellos los que finalmente interpretarán el contenido y actuarán en consecuencia.

En efecto, hay que optimizar los contenidos para que los rastreadores puedan identificar la información más relevante, incluyendo etiquetas, formatos y palabras clave (con sus variantes), pero sin abusar artificialmente de ellos y siempre en favor de la legibilidad y comprensión por parte del usuario.

Actualmente, los buscadores son lo suficientemente inteligentes (y cada vez lo serán más) para entender la semántica de gran parte del texto. Ya no es necesario darles tantas “pistas” repitiendo palabras clave o etiquetas de formato para destacarlas.

Hagamos que el texto sea atractivo y útil para el usuario, lo que incluye utilizar los distintos tipos de encabezados y etiquetados que faciliten la lectura.

Mito del SEO: Redactar contenidos solo para buscadores

 

3. Análisis de palabras clave “exactas”

Otro remanente de técnicas de tiempos pasados, en que las búsquedas primaban la concordancia exacta de las palabras clave y variantes sencillas, hasta el punto de que ésta aparecía prácticamente en cualquier parte destacada del contenido.

No solo son capaces los buscadores de relacionar entre sí variaciones más complejas de las palabras clave, sino también relacionarlas con sinónimos o expresiones con significado similar.

Además, también son capaces de comprender gran parte del significado del texto y asociarlo con palabras clave que ni siquiera aparecen en el contenido.

Esta característica la tienen tan avanzada que muchas búsquedas muestran resultados en los que la expresión utilizada para buscar ni siquiera aparece dentro del contenido de la página web.

Mito del SEO: Hacer análisis de palabras clave exactas

 

4. Redactar contenidos de larga extensión (o cualquier otra “tendencia”)

La longitud de los textos no debe establecerse de antemano, sino que deberíamos dimensionarlos en función de estos dos factores:

Las preferencias del público objetivo.

Habrá usuarios que prefieran leer textos largos, mientras que otros prefieren textos cortos. Lo importante es darle al usuario lo que quiere, adaptado a sus gustos.

Las características de la información en la página web.

Un sitio web con información detallada sobre productos o tecnologías normalmente necesitará textos largos, mientras que un sitio web con solo definiciones o glosarios, difícilmente necesitará más de 100-200 palabras por página para cada término.

Este mito no se limita solo a la longitud de los contenidos, sino también a creer que siempre siempre es mejor incluir determinados tipos de contenidos, como vídeos, imágenes o infografías.

Un tipo de contenido u otro no se deben incluir por incluir o porque sea la tendencia en ese momento, sino porque encaja con las preferencias de nuestros usuarios y el objetivo del sitio web.

Mito del SEO: Redactar siempre contenidos largos

 

5. “Yo conozco mi negocio, yo sé qué palabras clave usan los usuarios”

Quizás sea el mito que más daño hace a las estrategias de posicionamiento SEO, porque significa que el contenido estará vinculado para unas palabras clave que los usuarios no utilizan en sus búsquedas ni forman parte de su vocabulario.

Un análisis superficial de las palabras clave puede significar que los usuarios de nuestro público objetivo no encuentren nuestras páginas o, igual de malo, que aparezcamos en los resultados de búsqueda de usuarios que no están interesados en nuestro contenido.

No podemos presuponer cómo los usuarios hacen las búsquedas, sino que debemos dedicar tiempo suficiente a hacer un análisis de palabras clave que nos permita conocer sus hábitos e intención de búsqueda y el vocabulario y las expresiones que utilizan.

Este análisis, sin embargo, no se debe hacer solo durante la creación de los contenidos, sino que debe revisarse continuamente, puesto que los hábitos y necesidades de los usuarios cambian con el tiempo y debemos adaptar los contenidos a esos cambios.

Mito del SEO: Yo sé cómo buscan los usuarios

 

6. Hacer contenidos de calidad es suficiente para el link building

O, a la inversa, que para hacer link building no hacen falta contenidos de calidad.

Suele ser una práctica muy habitual dedicar mucho esfuerzo a crear contenido de alta calidad, pero no realizar ninguna estrategia suficientemente activa de Link Building, más allá de compartirlo por las Redes Sociales, y confiar casi exclusivamente en el Link Baiting.

El Link Baiting funciona, pero tiene sus limitaciones. La más significativa, que suele ser bastante lento, sobre todo si el sitio web no es muy popular. El tiempo es un factor que corre en nuestra contra, puesto que el contenido puede ir perdiendo vigencia a medida que transcurre y llegar a volverse obsoleto.

Tampoco una estrategia de Link Building muy activa, incluso agresiva, puede compensar contenidos de poca calidad. Quizás al principio consiga alcanzar buenas posiciones en las búsquedas, pero como el usuario no quedará satisfecho, seguirá buscando lo que necesita en otras páginas y eventualmente nuestra página irá perdiendo posiciones.

Mito del SEO: Con contenido de calidad no hace falta hacer Link Building

 

¿Cómo debe ser la estrategia SEO?

Ahora que tenemos claro qué es y qué no es el SEO, cuáles son sus objetivos principales y las acciones que debemos evitar, toca remangarse y desarrollar una estrategia de posicionamiento para nuestro sitio web.

Una estrategia SEO debe contemplar diversas áreas del sitio web, desde el puramente técnico, de funcionamiento y eficacia del servidor que lo aloja, hasta su relación, vía enlaces, con otros sitios web.

Todas estas áreas deben contemplarse durante nuestra estrategia, puesto que todas afectan directa o indirectamente al posicionamiento que consiga una página web.

De nada sirve, por ejemplo, una extensa red de enlaces entrantes si cuando el usuario llega al sitio web se encuentra con errores de navegación o que el contenido no responde a sus expectativas o algo tan simple como que resulta difícil de leer.

Estas áreas son las siguientes:

SEO Técnico.

Como su nombre indica, el aspecto más técnico de un sitio web, en que se busca optimizar el rendimiento y funcionamiento del servidor de alojamiento, para que la descarga de las páginas web sea rápida y el usuario no encuentre errores o largas esperar mientras navega por ellas.

SEO On Page.

También se realiza sobre el sitio web, pero orientado a la optimización del contenido, su estructura y su presentación.

No es solo que el sitio web tenga un diseño atractivo para el usuario y sea fácil de navegar, sino utilizar el etiquetado HTML o el marcado de datos estructurado para identificar las distintas partes del contenido y destacar los elementos más relevantes (por ejemplo, las palabras clave).

SEO Off Page.

Salimos del ámbito de nuestro sitio web y miramos hacia el exterior, a otros sitios web, con el fin de conseguir enlaces a nuestras páginas.

A diferencia de las otras dos áreas, sobre las que tenemos absoluto control, solo podemos tomar acciones indirectas que motiven a otros sitios web a enlazarnos.

Aunque la premisa fundamental será que siempre tengamos contenido de calidad como elemento de reclamo.

En los siguientes vídeos vamos a ver cómo utilizar diversas técnicas y herramientas para cubrir estos tres apartados en sus respectivos ámbitos de actuación: el sitio web, el contenido y la red.

 

El sitio web: SEO Técnico y SEO On page

Antes de empezar con cualquier estrategia de posicionamiento, debemos asegurarnos que el sitio web está en perfectas condiciones, sin problemas de funcionamiento, navegación ni conexión, y que responda rápidamente a los accesos de los usuarios.

Además, también comprobaremos que todas las páginas, u otros recursos (como imágenes, documentos, etc.) están siendo rastreados e indexados por Google.

Para ello, utilizaremos las siguientes herramientas:

  • Evaluación del rendimiento del sitio web: GTMetrix, Pingdom Tools y PageSpeed Insigths. Estas herramientas generan informes y recomendaciones para aquellos puntos que hayan detectado que ralenticen la velocidad del sitio web.
  • Verificación del rastreo e indexación del sitio web: Consola de búsqueda de Google (Search Console), en las opciones de “Índice de Google” y “Rastreo”.

El principal inconveniente de estas herramientas de evaluación del rendimiento es que solo evalúan una página del sitio web.

Para analizar el rendimiento del sitio web completo, no tenemos más remedio que optar por herramientas de pago, aunque tienen versiones de prueba gratuitas con funcionalidad o tiempo limitados: Sistrix, SEMRush o Ahrefs.

En el siguiente vídeo se muestra cómo utilizar estas herramientas, además de ahrefs, para evaluar el SEO Técnico de un sitio web:

 

También disponemos de herramientas de apoyo para optimizar el SEO On Page de las páginas web y para detectar posibles problemas o errores, fundamentalmente en el uso de las etiquetas de encabezado y las meta-etiquetas:

En el siguiente vídeo podemos ver las características y posibilidades de estas herramientas, sobre un sitio web en funcionamiento:

 

El contenido: análisis de palabras clave

Como se ha visto en los súper-mitos, el análisis de palabras clave ha dejado de ser por concordancia exacta o aproximada, sino que los buscadores ya son capaces de hacer concordancias semánticas, reconociendo sinónimos u otras expresiones de significado similar.

Esto no significa que no deba dejar de hacerse este análisis, sino que disponemos de muchas más posibilidades de posicionamiento. ya no apuntamos a una única palabra clave, sino un abanico de palabras clave alrededor de una misma temática.

En el siguiente vídeo podemos ver cómo utilizar dos herramientas que hemos visto, la Consola de búsqueda de Google y ahrefs, para hacer este análisis, tanto para crear contenidos nuevos como para modificar contenidos antiguos con el fin de mejorar su actual posicionamiento:

 

La red: SEO Off Page

Por último, una vez que tenemos nuestra casa bien construida (SEO Técnico) y amueblado (SEO On Page y análisis de palabras clave), debemos abrirla al mundo para que sepan de nosotros y nos visiten.

Llevado al mundo web, significa que nos enlacen desde otros sitios web.

Esto supone dos líneas de trabajo o investigación:

Analizar los sitios web que ya nos enlazan, para determinar la posibilidad de conseguir más enlaces para otras páginas.

Analizar la estructura de enlaces entrantes de sitios web de la competencia, especialmente los mejores posicionados, para intentar replicar parte de ella.

Si bien en los apartados anteriores podíamos desenvolvernos relativamente bien con las herramientas que nos proporciona Google, para el SEO Off Page deberemos confiar en herramientas más profesionales y completas, como la herramienta ahrefs que hemos usado hasta ahora, una de las más completas en este aspecto:

 

Conclusiones

Definir el SEO como el proceso de conseguir las primeras posiciones en los resultados de los buscadores es una sobresimplificación que oculta la complejidad y alcance de todas las tareas y estrategias implicadas en su desarrollo.

El SEO ha dejado de ser, desde hace tiempo, la casi mecánica aplicación de una serie de técnicas para que los buscadores asociaran una página web con una determinada palabra clave en las búsquedas, para convertirse en un conjunto de estrategias diseñadas para satisfacer al usuario.

Así, el factor de posicionamiento más importante viene del propio usuario quien, a través de su comportamiento, determinará el grado en que una página web responde a sus intenciones de búsqueda, a partir de no solo una, sino de un conjunto de posibles palabras clave.

Para conseguir esa experiencia de usuario positiva, que redunde en mejores posiciones de las páginas que se alineen con una determinada intención de búsqueda, se debe elaborar una estrategia sobre distintas áreas del sitio web:

  • SEO Técnico, para garantizar un perfecto funcionamiento de servidor de alojamiento.
  • SEO On Page, para estructurar, etiquetar y marcar los distintos elementos del contenido.
  • Análisis de palabras clave, para saber cuál es el interés de los usuarios y cómo hacen las búsquedas.
  • SEO Off Page, para construir una red de enlaces entrantes que aumenten la relevancia y prestigio del sitio web y sus páginas.

Dada la cada vez mayor complejidad de los algoritmos de búsqueda, las herramientas que proporciona Google (como la Consola de búsqueda) resultan insuficientes para analizar y diseñar estrategias de posicionamiento eficaces, siendo necesarias herramientas de análisis más potentes y versátiles, como ahrefs, SEMRush o Sistrix, que permiten manipular grandes volúmenes de datos a través de un interfaz relativamente sencillo.

¿Te ha quedado más claro qué es el SEO y por qué es tan importante para tu negocio? ¿Añadirías algún factor de posicionamiento web?

Si te ha gustado en post, puedes compartirlo con un amigo/a.

¿Te gustó este post? Valóralo

1 Voto2 Votos3 Votos4 Votos5 Votos (12 votos, promedio: 4,42 out of 5)
Cargando…

Puede que esto te interese...






VER INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DE MarketingandWeb
Responsable: Miguel Florido Robledo.
Finalidad: Gestión de comentarios de las publicaciones.
Legitimación: Consentimiento del Interesado.
Destinatarios: La gestión de comentarios puede requerir de transferencias de datos a Disqus (a través del alta del usuario y la aceptación de sus políticas de privacidad). Garantizamos que los datos siempre estarán ubicados en servidores con sede en la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos a "Privacy Shield" y que no se usarán para fines que excedan la finalidad consentida.
Derechos: Acceso, rectificación o supresión de datos, entre otros.