Cuando leí el primer artículo de SEO negativo, recordé al ex entrenador del F.C. Barcelona Louis van Gaal, que en una rueda de prensa dijo la célebre frase a la prensa: “Siempre negativo nunca positivo”.

Ahora hablando en serio, el SEO negativo o más conocido por Black Hat SEO, existe desde hace muchos años, y aunque es una práctica ilegal y antiética, todavía se sigue utilizando en la actualidad. Todo ello se ha aumentado desde la llegada de Google Panda y los enlaces negativos, ya que esto suponía dotar de más herramientas a personas que utilizan estas poco deseables estrategias. El SEO negativo el pasado verano se convirtió en el tema de más actualidad en el mundo del SEO, y Google comenzó a enviar mensajes a través de Google Webmaster Tool informando de la existencia de estos enlaces negativos, que con toda seguridad, con el tiempo iban a penalizar negativamente nuestra web.

¿Cómo nos defendemos del SEO negativo?

Para defendernos del SEO negativo o los enlaces negativos nuestra principal arma es el propio Google Webmaster Tool, ya que debemos llevar un control perfecto de nuestros enlaces, para que en el caso de que alguien no esté creando enlaces negativos podamos actuar rápidamente. Para defendernos de este hecho, Google nos dotó con la herramienta Disallow Link Tool, donde le podemos desautorizar ciertos enlaces y comunicárselo al buscador antes de que este nos penalice. Todo esto ha hecho que no podamos salir de casa sin esta aplicación, hasta en vacaciones tenemos que consultar el dichoso Google Webmaster Tool.

Lo cierto es que todo estos cambios lo que hacen es barrer para casa, es decir para Google, y otorgarle mayor control sobre el SEO.

¿Cómo sabemos si alguien de la competencia nos está atacando mediante SEO negativo?

Debemos vigilar Google Webmaster Tool y revisar enlaces, así como los mensajes que nos envía Google.

¿Qué hacemos cuando recibimos un mensaje de SEO negativo?

– Lo primero es actuar con rapidez, en cuanto Google nos comunique la existencia de estos mensajes, y desautorizar el enlace con Disallow Link Tool.

– Lo segundo es ponernos en contacto con el administrador de la página donde se ha creado estos enlaces negativos, y solicitar su eliminación e informar de lo sucedido. Estos correos son importantes para luego demostrar a Google, en caso de ser necesario, de que estos enlaces se crearon ajenos a nuestra voluntad y como un ataque de la competencia.

– Lo tercero es revisar las debilidades de nuestra página para que evitemos algunos de estos ataques.

– En cuarto lugar debemos disponer de una herramienta de actualización y monitorización diaria de nuestros backlinks, para poder ponernos manos a la obra en caso de que detectemos algo extraño. Yo os recomiendo que utilicéis Majestic SEO o ahrefs, traducido viene a ser a gastar más pasta.

Lógicamente, desde la llegada de los enlaces negativos al mundo del SEO negativo, ha provocado que se incrementen los costes de realizar esta actividad porque supone más horas de trabajo y pagar más dinero para tenerlo todo monitorizado.

Más información del SEO Negativo haz clic aquí

¿Qué piensas tú sobre el SEO negativo?