Cómo diseñar tu Estrategia de Marketing Online paso a paso

Empezar a dar los primeros pasos en Internet es algo cada vez más necesario para las marcas y empresas de todos los tamaños. Si aún no tienes presencia en la red, o has empezado a hacer tus primeros pinitos pero sin seguir un plan predefinido, debes empezar a plantearte cómo diseñar tu estrategia de marketing online.

Este es un tema muy amplio, ya que estaríamos hablando de cómo definir las líneas de acción de cualquier tipo de negocio dirigido a cualquier sector o audiencia. Por ello, quiero aclararte que lo que voy a ofrecerte con este post es una guía práctica en la cual he puesto mucho trabajo y cariño, pero en la que tú también tendrás que poner de tu parte para conseguir tus objetivos.

Para exponerte este tema de la mejor manera que sé, Miguel Florido me ha abierto las puertas de su blog y me ha propuesto todo un reto, así que como agradecimiento a esta gran oportunidad, ¡no quiero defraudaros!

Según sus recomendaciones, el plan es el siguiente; te he preparado una de mis guías por pasos para diseñar tu estrategia de marketing digital de manera efectiva, y para ayudarte a entender el por qué de su importancia, te regalaré un tutorial ilustrativo con plantilla Excel descargable incluida.

¿Qué es una estrategia de marketing online o digital y cuáles son los beneficios para tu marca corporativa o personal?

Antes de plantearte cómo definir y diseñar tu estrategia para ganar presencia online, es importante que entiendas bien de qué trata todo este proceso y por qué debes llevarlo a rajatabla con tu marca o negocio.

Generalmente me encuentro con clientes que han oído que tienen que estar en redes sociales, posicionar sus páginas en Google o lanzar una tienda online para ofrecer su producto súper novedoso, pero no entienden el verdadero motivo de todo esto y, por ello, no se marcan unos objetivos realistas.

Para evitar que esto mismo te ocurra a ti y vayas dando palos de ciego con tu estrategia digital, ¿qué te parece si definimos este concepto y detallamos las ventajas de seguir un plan estratégico efectivo?

Definiciones

Las estrategias de marketing tradicionalmente se han clasificado según 4 aspectos, conocidos en los libros de economía como las 4 P’s, de las cuales repasaré brevemente en uno de los siguientes puntos.

Antes de esto, quiero ser directa y darte una definición sin tecnicismos de lo que es una estrategia de marketing online o digital:

“Se trata de ese proceso que nos permite contactar y crear relaciones sólidas con nuestros clientes sin necesidad de contactar de manera física, simplemente con la ayuda de Internet.”

Como entiendo que hay quien también le gusta darle a los conceptos una vuelta más, aquí te doy una definición algo más extendida:

“Una estrategia de marketing online es aquella que nos lleva a relacionarnos con nuestros clientes a través de Internet sin necesidad de contactar en persona. Estas relaciones, llevadas de forma eficiente, nos ayudan a intercambiar mutuamente ideas, productos y servicios que satisfagan nuestras necesidades u objetivos a cumplir.”

No obstante, lo más difícil de todo esto no es comprender este concepto en sí, sino entender cómo funciona dentro de las empresas y el mundo freelance, ya que para diseñar este tipo de estrategias hay que analizar y definir:

  • Los objetivos
  • Los recursos disponibles
  • El público objetivo
  • La competencia

Mucha información, ¿no? Creo que antes de meternos más en materia y ver cómo puedes trabajar todos estos aspectos, es interesante que conozcas cuáles son las ventajas que tiene poner en marcha todo este proceso correctamente.

Los beneficios de definir e implementar eficientemente una estrategia digital

Para que entiendas muy bien por qué debes empollarte toda esta teoría y aplicarla dentro de tu empresa o actividad profesional, te voy a hacer un breve resumen de lo que para mí suponen los beneficios más destacables de implementar una estrategia de marketing online eficiente:

  • Fomenta el “Inbound Marketing”: una estrategia digital bien definida nos provee de los datos necesarios para elaborar campañas que atraigan a los clientes, de manera que sean ellos los que decidan comprar, y no nosotros los que les vendemos.
  • Favorece el crecimiento empresarial: gracias a todos los datos analizados, podemos hacer crecer nuestro negocio.
  • Supone un ahorro en costes o “no despilfarrar”: no es necesario invertir grandes cantidades de dinero, basta con adaptar el presupuesto necesario para implantar las estrategias adecuadas.
  • Permite focalizar esfuerzos: Internet y la publicidad online nos ofrece herramientas que nos permite segmentar muy bien y trabajar enfocándonos a nuestro mercado objetivo concreto, sin tener que desperdiciar dinero en realizar grandes campañas masivas ineficientes.

Para que me entiendas con todo esto, la idea principal radica en la posibilidad de poder obtener mucha información sobre tus clientes gracias al análisis estadístico de tendencias y conversiones, algo que es posible gracias a la digitalización.

Del marketing tradicional al marketing digital

Tal y como te comentaba al comenzar este epígrafe, hay teorías económicas tradicionales que a nivel teórico llevan años siendo un apoyo educativo para hacernos comprender cómo funciona la planificación estratégica cuando nos referimos al marketing.

Si bien es cierto que con la revolución 2.0 y el auge de las marcas en redes sociales, el marketing tradicional (u offline) ha convergido con cada vez más intensidad hacia la puesta en marcha de estrategias digitales, entender bien la teoría de toda la vida es fundamental para establecer unos cimientos fuertes.

¿Te suena eso de las 4P’s? Se trata de las 4 variables que definen una estrategia de marketing desde diferentes enfoques: el precio, punto de venta, promoción y producto.

  • Precio: aquí entrarían todas las estrategias que tienen que ver con el precio de un producto o servicio a la hora de ofrecerlo, ya sea subiéndolo para diferenciarse en calidad, o bajándolo para incentivar las ventas en ciertos periodos, de manera masiva o para bloquear a la competencia.
  • Punto de venta: ¿Dónde quieres ofrecer tu producto o servicio?, ¿en tienda física?, ¿en una web corporativa o ecommerce?, ¿a través de un intermediario o con llamadas telefónicas?
  • Promoción: consiste en implementar acciones para dar a conocer tu marca o producto, motivando con ello a que los usuarios consuman. Aquí podríamos nombrar todo tipo de descuentos, ofertas, bonos o anuncios promocionales, como por ejemplo los sorteos en redes sociales.
  • Producto: ¿Qué vendes u ofreces y cómo lo haces?, ¿qué necesidades satisface? Conocer muy bien las características que definen tu producto es importante también para darle coherencia a la imagen de tu marca.

Como ves, estas 4 variables son el eje central de todo cuanto rodea a cualquier tipo de estrategia de marketing. Dentro de sus infinitas variables, las opciones que se enfocan exclusivamente al objetivo de posicionar tu marca en Internet, son las que definirán tu estrategia de marketing online o estrategia digital.

Aspectos que debes cuidar muy bien para que tu estrategia de marketing online funcione

Si bien es cierto que existen puntos comunes entre una estrategia de marketing tradicional u offline y una estrategia online, cuando nos referimos al complejo mundo virtual, hay una serie de aspectos que debemos cuidar especialmente.

La razón de existir ciertas diferencias entre ambos tipos de estrategias, radica en la idea de tener o no tener contacto o presencia física con los miembros que nos rodean. Por ello, estas son las 4 claves para que tu estrategia digital funcione:

Tu equipo de trabajo

Tener y construir una imagen de marca fuerte en Internet, requiere de tareas y, en general, de un gran esfuerzo de marketing.

Esto quiere decir que no podrás hacerlo todo por ti mismo, ya que necesitarás trabajar aspectos de diseño, programación, SEO, publicidad, e incluso apoyarte de ciertas estrategias offline.

Para que todo ello encaje muy bien y puedas mantener tu actividad a flote, necesitas que tu equipo se complemente y se coordine. Solo así podréis ser productivos.

La relación con el cliente

Las relaciones en Internet son muy diferentes a las que podemos tener cuando trabajamos en una oficina o lugar físico, y cuando nos referimos a tratar con clientes, aún más.

El cliente 2.0 quiere ser portavoz y formar parte de nuestra marca, y para ello tenemos que saber trabajar el marketing de manera emocional.

Te recomiendo esta vídeo entrevista que le hice a Èlia Guardiola sobre Marketing Emocional

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=WDvSAzxu6Tg]

Si me permites que te de mis propios consejos para construir relaciones sólidas con tus clientes, ten en cuenta 3 aspectos clave:

  • Muéstrales el lado más cercano y transparente de tu marca
  • Escucha y atiende sus necesidades
  • Ofréceles una propuesta de valor a medida

Planificación estratégica

Este es el proceso que hace referencia a todas las tareas que realizamos desde que identificamos una misión, definimos los objetivos y ponemos en marcha una serie de acciones, hasta que analizamos los resultados obtenidos.

La planificación es algo necesario a todos los niveles (da igual si eres empresa o freelance), y para todo tipo de estrategias. Aunque esto es así, trabajando en marketing online me he dado cuenta de que la planificación es una de las claves de éxito, sobre todo si trabajamos desde casa o en equipo.

Para planificar tu día a día, necesitarás valerte de diferentes recursos organizativos como calendarios y horarios de tareas, ¡o incluso de tus propias plantillas! De esto te hablaré ahora más detenidamente.

Recursos y herramientas de apoyo

Para que tu estrategia funcione a la perfección, además de un buen equipo de trabajo o recursos humanos, necesitarás herramientas que te permitan cubrir todas las necesidades en aquellas áreas sobre las cuales no dispongas recursos internos.

Por ejemplo, necesitarás herramientas de diseño, de email marketing, o de SEO, para dar soporte a todas y cada una de las áreas estratégicas que trabajes en tu plan de marketing.

Ahora ha llegado el momento de contarte paso por paso de qué manera debes definir y crear tu estrategia de marketing online, teniendo en cuenta los recursos de los que dispones y todos los aspectos que hemos visto hasta ahora.

Pasos para diseñar con éxito una estrategia de marketing digital

Siendo realistas, he de advertirte que casi ninguna marca o negocio consigue posicionarse y obtener rentabilidad en sus primeros meses de andadura.

Todo lo que te propongas conseguir en Internet necesita de una inversión inicial y un seguimiento de diferentes tareas, lo que difícilmente se va a traducir en ingresos inmediatos.

Siendo conscientes de este hecho, lo que sí está en tus manos es hacer las cosas lo mejor posible para que todo salga según lo esperado, y para ello hay que definir muy bien de qué manera vas a conseguirlo.

1. Análisis interno y de la competencia

Antes de poder definir las 4P’s de las que te hablaba al principio, necesitas recabar mucha información de lo que se mueve a tu alrededor, para posteriormente valorar si estás o no en situación de poder competir.

Para ello, necesitas información sobre:

  • El producto o servicio que quieres ofrecer: ¿Cuál es su público objetivo?, ¿qué necesidades satisface?, ¿existe demanda suficiente en el mercado?, ¿quiénes lo ofrecen ya y de qué manera?, ¿qué características diferenciales tiene tu producto o servicio?
  • Tu cliente objetivo o cliente ideal: ¿Dónde vive?, ¿cuál es su edad?, ¿cuáles son sus hábitos de consumo?, ¿cuáles son sus necesidades?, ¿qué factores le motivan a la hora de hacer una compra?
  • Tu competencia directa: ¿Quién es?, ¿qué estrategias de marketing online sigue?, ¿quiénes son sus clientes y de qué manera satisface sus necesidades?

Tradicionalmente teníamos que invertir grandes cantidades de dinero para realizar un buen estudio de mercado que nos diera respuesta a todas estas preguntas. Por suerte, hoy día contamos con muy buenas herramientas de análisis como SEMrush, que nos permiten analizar las estrategias de marketing de la competencia según las palabras clave posicionadas y el tipo de contenido que ofrece a su audiencia.

2. Definición de objetivos, segmentación y palabras clave

Una vez analizada la situación, tanto a nivel externo como interno, debes acotar muy bien a quién dirigirte y qué palabras clave debes posicionar, pero para eso antes tienes que definir cuáles son tus objetivos; ¿quieres posicionarte como experto en algún área?, ¿vender más?, ¿conseguir clientes nuevos o fidelizar a los que tienes?

Sea cual sea el objetivo (u objetivos) que tengas, si vas a posicionarte en Internet, este debe ser medible e ir enfocado a una audiencia.

Piensa que ya hay mucha gente cubriendo las necesidades que tu producto o servicio satisface, y que además se dirige a la misma audiencia. Como bien te decía anteriormente, estudiar sus palabras clave te va a guiar para saber de qué manera puedes enfocarte tú.

Para que entiendas esto un poco mejor de manera práctica, te cuento cómo trabajo yo esta etapa del proceso:

  • Audiencia: defino a quién va dirigido el producto o servicio y qué tipo de contenido digital es más acorde a su perfil.
  • Contenidos: para detectar de qué manera puedo darle valor a la audiencia objetivo, estudio los contenidos que comparte la competencia, las estrategias que lleva a cabo en redes sociales, con qué frecuencia publica, etc.
  • Palabras clave: para detectar todo esto, analizo las palabras clave posicionadas por la competencia (así como el volumen de búsqueda de estas), los backlinks que apuntan hacia su página, las urls de su web que más visitas han recibido, etc.

Analizando estos 3 conceptos (objetivos, audiencia y palabras clave), puedes partir de cero y generar un listado de todas aquellas palabras clave que te posicionarían dentro de tu área, que tienen un volumen adecuado de búsquedas y para las cuales tienes posibilidades.

Para ello, debes valorar si tu competencia, posicionada en los primeros rankings por las mismas palabras clave, es o no demasiado fuerte en cuanto a autoridad de dominio o calidad de contenidos.

3. Lluvia de ideas y diseño de la estrategia

En este tercer paso toca plasmar todo lo que has analizado hasta ahora y diseñar las líneas generales de la estrategia a seguir.

Te recomiendo que antes de definir qué áreas vas a desarrollar para potenciar tu presencia de marca en Internet, hagas un listado de buenas ideas para darte a conocer y aportar valor a tu audiencia. Por ejemplo:

  • Contar con un diseño web adaptado para dispositivos móviles (responsive).
  • Cuidar todos los detalles de la imagen corporativa (logo, colores, tipografía, etc.).
  • Ofrecer contenido gratuito en formato descargable.
  • Hacer al usuario partícipe de tu marca con el marketing emocional.
  • Lanzar ofertas, promociones, bonos descuento y sorteos en redes sociales.
  • Grabar vídeos tutoriales de bienvenida o explicativos sobre tu producto.
  • Enviar boletines informativos personalizados.
  • Crear comunidades de intereses en redes sociales.

Estas son algunas de las ideas que pueden formar tu estrategia de marketing online, la cual dentro de ella, a su vez, engloba diferentes áreas:

  • Diseño gráfico y web
  • Programación
  • Redes Sociales
  • SEO y posicionamiento
  • Email marketing y otras estrategias de captación

4. Creación del plan de acción

Una vez tengas un listado con todas las ideas, así como las estrategias que vas a ir poniendo en marcha, tienes que planificarlo todo en un calendario de corto, medio y largo plazo, ya que no todas las acciones se llevan a cabo al mismo tiempo, sino que se van secuenciando en función a los objetivos y recursos disponibles.

Dentro de tu plan de acción, tendrás que definir también los KPI’s y los canales de promoción óptimos para rentabilizar la inversión.

Las propias áreas que engloban tu estrategia de marketing digital, definirán los mejores canales para ti. Por ejemplo: el SEO, Google Adwords, los planes de afiliados, las redes sociales, promos ads, el marketing de contenidos, la gamificación, la newsletter, el diseño de landing pages, etc.

Para que veas todo esto de manera muy práctica, te recomiendo que te descargues más abajo el tutorial que te he preparado, donde recojo todos estos conceptos de forma muy visual, y una plantilla Excel de planificación que iré viendo contigo punto por punto.

5. Herramientas, recursos y plantillas

Como bien sabes, sin el análisis y los recursos de apoyo, una estrategia de marketing digital quedaría incompleta. En Internet contamos con infinidad de herramientas que, tanto en versiones gratuitas como de pago, nos pueden poner las cosas mucho más fáciles.

Para organizar un poco las ideas, siempre me gusta categorizar los recursos según sus funcionalidades, así que aquí te dejo un listado de los que a mí me resultan más interesantes (aunque existen otros muchos):

  • Recursos organizativos: Horario de tareas, calendario editorial, plan social media o plantillas Excel.
  • Plataformas de trabajo en línea: Google drive, Google documents, Dropbox o Sharepoint.
  • Plataformas de trabajo freelance: Workana, Twago, Nubelo,Guru o Freelancer.
  • Plantillas y mockups: Themeforest, Envato o Dribbble.
  • Recursos gráficos: Graphicriver, Pinterest, Instagram, Piktochart, Canva o bancos de imágenes.
  • Herramientas analíticas: SEMrush, Google Analytics, Moz, Ahrefs o WebSEO.
  • Gestores de email marketing: Mailchimp, Mailrelay, Campaign Monitor, Aweber o GetResponse.
  • Herramientas de monitorización: Metricool, Hootsuite, Buzzmonitor o Bloonder.

Te recomiendo que te tomes el tiempo que sea necesario para hacerte con aquellas herramientas que te sean más útiles y rentables según tus necesidades, ya que para muchas puede que necesites invertir, especialmente cuando se trata de ahorrar tiempo por ineficiencias en tu actividad.

6. Control y análisis de resultados

Muchas herramientas citadas en el punto anterior, especialmente las analíticas y de monitorización, arrojan datos y resultados estadísticos evolutivos que te permitirán hacer un seguimiento de tus campañas y de tu estrategia digital en general.

El objetivo de llevar un análisis exhaustivo de resultados, es asegurar que el ROI (retorno de inversión) sea positivo. Para que te hagas una idea, para empezar a considerar que un negocio es rentable, las ventas deben ser un 40% mayores a la inversión realizada.

Una de las herramientas más completas de seguimiento y analítica web es Google Analytics, por lo que si aún no has creado una propiedad de tu sitio web o blog en esta herramienta, ¡ya estás tardando!

A la hora de monitorizar tus publicaciones en el blog o en redes sociales, y medir los resultados de tus campañas y promociones, debes volcar todos los datos en una plantilla Excel o descargar el típico fichero en formato CSV que te facilitan muchas herramientas.

Del análisis de resultados podrás identificar 3 diferentes escenarios:

  1. Resultados < Objetivos -> Algo no está saliendo bien, por tanto analiza e identifica errores para retomar y modificar tu plan de acción en tantas tareas como sea necesario.
  2. Resultados = Objetivos -> Parece que la cosa va yendo bien, ¡pero se podría mejorar! Trata de hacer pequeñas mejoras que hagan crecer aún más tu negocio.
  3. Resultados > Objetivos -> En este caso, ¡estás de enhorabuena! Pero eso sí, identifica si esa buena racha tiene que ver con factores internos de tu estrategia (para seguir en esa línea) o, en cambio, tiene que ver con factores externos o estacionales.

Para que te vayas con un buen recuerdo de está completa guía, aquí te dejo el tutorial en PDF en el que encontrarás una plantilla Excel descargable y un vídeo resumen donde te cuento de qué manera puedes darle uso a este recurso.

tutorial pdf estrategia de marketing online

En este vídeo te explico todo el contenido de este tutorial y cómo puedes aplicar la plantilla Excel en tu propia estrategia a nivel práctico.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=p5U2rjDz73A]

Conclusión

Cada vez son más las marcas y empresas que deciden embarcarse en el mundo online para dar una imagen corporativa actual y llegar a más clientes.

A diferencia del marketing tradicional, en el que era necesario invertir grandes sumas de dinero en estudios de mercado, con el marketing online es posible obtener mucha información sobre la competencia y la audiencia objetivo con un menor esfuerzo gracias al estudio de las palabras clave.

Esto no quiere decir que crear una estrategia de marketing online o digital sea algo sencillo, por el contrario hay que ser consciente del alto volumen de competencia que existe (especialmente en ciertos sectores) por luchar por una mayor visibilidad online.

Todo esto Google lo sabe, y por ello se enfoca cada vez más en lograr que las marcas que se posicionen en los primeros puestos de sus rankings, sean las mejores. Conseguir ser considerada una de estas marcas, va a depender de cómo de efectiva sea tu estrategia.

¿Te has planteado de qué manera conseguir que tu marca sea una de las mejores?

¿Qué herramientas o recursos de apoyo consideras más recomendables para una estrategia de marketing online?

Si te ha gustado el post, puedes compartirlo con un amigo/a :)