Cuando vamos a emprender un negocio en Internet, en ocasiones, cometemos algunos errores que debemos evitar a toda costa,  que tiene gran importancia e influencia en la consolidación del negocio. Estos errores pueden disminuir e incluso lapidar sus posibilidades de éxito, por lo que debemos tenerlos presentes y analizarlos con detenimiento.

Un nuevo negocio en Internet, siempre parte de una idea innovadora o por una necesidad que demande un sector determinado, pero es muy recomendable coger esa idea y “cocinarla a fuego a lento”  hasta que dicha idea haya madurado lo suficiente para que podamos emprenderla. En esta carrera de fondo, debemos evitar las prisas y sobre todo, debemos confiar plenamente en las posibilidades de éxito de nuestro proyecto.

Algunos emprendedores, cuando se refieren a su nuevo negocio, lo denominan con términos como; su bebe, su niño, su creación, su criatura, y especialmente su sueño, por qué emprender no será una tarea fácil y sencilla, y es muy importante que nos involucremos al 200%.

Errores que debemos evitar cuando emprendemos un negocio en Internet:

1.- Creer que nuestra idea es única, innovadora y un “pelotazo”.

Para evitar cometer este error debemos analizar bien al mercado al que queremos orientar nuestro negocio y dedicar varios meses para analizar con detenimiento otros negocios similares, porque aunque creamos que no se le ha ocurrido a nadie, lo más probable es que exista más de un negocio similar.

2.- Sobredimensionar la infraestructura.

En ocasiones, cuando emprendemos un negocio en Internet queremos contar con una gran y magnífica infraestructura tecnológica para nuestra empresa, y decimos frases como quiero la mejor, la más potente, que supere la de cualquier competidor, pero esto es totalmente un error. Un negocio se debe construir desde su base, es decir, desde los cimientos, e ir levantando poco a poco cada una de sus plantas, por lo que nuestro negocio deberá disponer de una infraestructura flexible y que vaya creciendo en función de sus necesidades.

3.- No dedicar los recursos humanos necesarios.

Internet es inmediato y nuestra respuesta a los clientes también debe serla, si creamos un negocio en Internet con el objetivo de dedicarle unas horas al día, como si fuese algo complementario a nuestra actividad principal, es muy probable que no llegue a tener éxito y por lo tanto no llegará a consolidarse.

4.- No contar con una empresa o profesionales adecuados al proyecto

Muchos emprendedores cometen el error en contratar personas o empresas poco cualificadas, con el objetivo de ahorrarse dinero para su puesta en marcha, pero con ello no se dan cuenta que lo que en realidad están haciendo es incrementarlo, tanto económicamente como en tiempo.

La forma como se elabore un proyecto estará completamente ligada con sus posibilidades de generar confianza y captar clientes, porque no se trata de construir algo de cualquier forma sino de crear una estrategia donde todos sus elementos estén conectados para llegar a conseguir el fin deseado.

5.- No haber elaborado un plan de empresa de al menos  2 años vista.

El mundo de Internet cambia tanto que no debemos extender nuestro de empresa más allá de los 2 años, si no que debemos ir continuamente adaptándolo a los nuevos cambios y tendencias de mercado. Pero si vamos a montar un negocio en Internet debemos hacer números, para ver si es rentable la idea, y sobre todo para no invertir tiempo y dinero en un proyecto, que ya sabemos de antemano que será muy difícil que sea rentable.

Para ellos cuenta consultores de empresas expertos que te asesoren y ayuden a caminar.

Una empresa, es por lo tanto nuestro bebe. Pero los beben no nacen caminando ni hablando inglés, tiene que ir pasando una serie de etapas naturales, como son el gateo, poner en pie, dar los primeros pasos y luego correr. Pues en empresa ocurre lo mismo, cuando nacemos aún no nos hemos puesto de pie, solo hemos comenzado gatear y no debemos acelerar el proceso, porque el resultado puede ser muy negativo.

6.- No contar con una estrategia de marketing online.

El principal problema de un nuevo negocio es su problema de visibilidad en Internet, para solucionarlo, debemos encarecidamente contar con profesionales con nos diseñen y pongan en marcha una estrategia de marketing online.

7.- CEC.

No rompas nunca esta fórmula cuando vayas a emprender un negocio en Internet, porque os dará buenos resultados: Confianza+Eficiencia+Calidad =ÉXITO

¿Estás pensando en emprender un negocio en Internet?

Si te ha gustado este artículo puedes compartirlo con tus amigos